miércoles, 13 de marzo de 2019

Triple Frontera (2019)


Cinco amigos, todos ex veteranos militares y antiguos operativos de las Fuerzas Especiales, se reúnen para planificar un asalto a una zona fronteriza poco habitada en Sudamérica. El objetivo: robar a un poderoso narcotraficante. Por primera vez en sus prestigiosas carreras, estos héroes anónimos asumen una peligrosa misión en su propio beneficio y no en el de su país.

TRIPLE FRONTERA (2019) fue un proyecto que se empezó a escuchar en 2010 que contaba con Tom Hanks como protagonista y Kathryn Bigelow, pero el prolongado tiempo de desarrollo hizo que el elenco y equipo cambiara con el tiempo. Finalmente, después de escuchar muchos nombres, el proyecto ha caído en manos del director J.C. Chandor, pero aun así se demoraron algunos años (intentando fichar buenos actores) para que la película por fin fuera realizada. Finalmente, TRIPLE FRONTERA se ha estrenado como la última película original de Netflix. Por suerte todos los contratiempos han valido la pena para lo que realmente veamos valga la pena. TRIPLE FRONTERA es un buen thriller tenso y dramático, impulsado por un puñado grandes actuaciones y un guion interesante por parte Mark Boal.


Creo que uno de los mejores factores de la película es que logra que el grupo de actores principales se sientan como una familia improvisada que ha pasado por muchos aspectos duros a lo largo de los años. A través del diálogo y las interacciones de los personajes, hay un verdadero sentido de historia compartida entre los soldados, que es vital para establecer una conexión sólida con el espectador. Chandor se toma las cosas pausadamente en el primer acto, presentando las situaciones actuales de cada uno de los principales personajes antes de empujarlos a los peligros de la jungla sudamericana. Su enfoque aquí hace mucho para permitir que los espectadores entiendan claramente las motivaciones de los personajes, planteando algunas cuestiones morales interesantes que subrayan los temas principales de la película (sobre todo en lo referido al personaje de Ben Affleck).


Los actores ciertamente refuerzan lo que está en el guion en lo que respecta a su camaradería, jugando unos con otros con buena química. El único inconveniente aquí es que no todos los personajes están igualmente desarrollados; el trío de Pascal, Hunnam y Hedland hacen lo que pueden con su material y dejan una pequeña impresión gracias a su presencia en la pantalla, pero Affleck y sobre todo Isaac claramente tienen más aspectos con los que “jugar”. Como era en TRIPLE FRONTERA se ofrecen giros convincentes que no temen resaltar los defectos individuales de sus personajes. Pope (el personaje de Isaac), en particular, es la fuerza motriz de la narrativa y atraviesa el cambio más sustancial, con el personaje manteniéndose firme en su desempeño. Desafortunadamente, con tanto tiempo de pantalla dedicado a los soldados principales, los actores de apoyo como Arjona y Gallegos son más aspectos de la trama para avanzar la historia.


Chandor también hace un muy buen trabajo en la puesta en escena de varias escenas, sobre todo en las escasas secuencias de acción que se han creado de una excelente manera cinematográfica. Estas escenas se graban y se editan con la intensidad de una película bélica, que es adecuada dado el tema y el equipo creativo. El asalto a la casa de Lorea en particular es muy destacado, en el sentido de que ningún personaje está a salvo en ningún momento. Y dado que todos los actores son veteranos del género de acción, manejan adecuadamente las demandas físicas de sus actuaciones, lo que fundamenta aún más el proceso.


Lo que ayuda a TRIPLE FRONTERA es que no es la típica película que se basa solo en la acción. El guion busca abordar las consecuencias de la avaricia y el egoísmo, dando a la película algunas capas para explorar mientras los espectadores contemplan las acciones de los personajes. Es cierto que esto no es exactamente un nuevo territorio para el guionista Mark Boal; hay partes en TRIPLE FRONTERA (en particular, el monólogo de apertura de Hunnam sobre la dificultad de los soldados para adaptarse al sector privado) recuerdan a EN TIERRA HOSTIL (2008) también escrita por Boal.  Dicho esto, el deseo de Boal de encontrar algo más profundo que una simple película genérica de disparos puede ayudar a que TRIPLE FRONTERA se quede en el pensamiento del espectador una vez acabados los créditos. Una vez más, nada en la película es tan innovador, pero aun así se ejecuta con buen gusto y con criterio.


En definitiva y resumiendo: es posible que TRIPLE FRONTERA sea una de las mejores películas originales de Netflix en los últimos tiempos. Con el comienzo lento respectivamente al cine en el 2019, TRIPLE FRONTERA sale en un momento adecuado y debería ser una opción atractiva para los espectadores con ganas de algo nuevo. Mientras los cinéfilos esperan que lleguen algunos blockbusters en los cines, probablemente encontrarán algo muy bueno que disfrutar aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario