miércoles, 17 de abril de 2019

Asia Presenta: Animal World (2018)


Zheng Kaisi debe mucho dinero a sus amigos. Para pagar su deuda decide embarcarse en el "Destiny", un barco en el que hay una misteriosa fiesta de apuestas.

ANIMAL WORLD (2018) puede ser una autentica locura para el espectador, una adaptación china de un manga japonés que ya fue trasladado en la pantalla grande en su país natal con la película KAIJI: THE ULTIMATE GAMBLER (2009) y que en esta ocasión nos ofrece un increíble talento para la acción estilizada en un comienzo para después transformarlo en una historia de teoría sobre los juegos de cartas y las matemáticas.


El guionista y director Han Yan dedica la primera parte de la película a potenciar un material relativamente básico con escenas de acción alucinógenas de la misma manera que lo hizo con su anterior película, una comedia romántica titulada GO AWAY MR. TUMOR (2015), y es bastante efectivo. Desde el principio, nos sumergimos en la mente del protagonista, inestable como para ser peligroso, pero también tenemos la sensación de que generalmente mantiene el control, y sus imágenes son espectaculares: desde el inicio con el “alter ego” del protagonista que es un payaso asesino y donde la combinación es perfecta entre aterrador y absurdo, y hay una secuencia de persecución automovilístico que es tan vertiginoso  que podría haber sido rodada por las hermanas Wachowski y que es  una excelente manera de preparar las cosas para la verdadera trama de la película.


Ese evento principal es gloriosamente absurdo. El interior del barco “Destiny” es un entorno fantástico y elegante que probablemente se vea muy bien en pantalla grande, pero se necesita algo de valor que tiene el director Han Yan para ir desde esa apertura hipercinética y luego pasar el resto de la película en un torneo dentro del barco con cartas de piedra, papel y tijera. El aspecto es que funciona; Las reglas que hacen de este un juego de asignación de recursos están claramente establecidas, un intento temprano y obvio de controlar el sistema se ve frustrado de una manera que significa que el protagonista Kaisi y sus aliados tienen que superar la competencia para salir con vida, y las tácticas matemáticas que los pensamientos se ilustran con el mismo estilo visual que se muestra en las primeras secuencias de acción (si la primera mitad es con el director capturando la acción  del manga, la segunda es la traducción de teorías matemáticas en la pantalla para poder ganar el torneo).


Yi Feng Li esta excelente como Kaisi. Cao Bingkun y Zhou Dongu son un buen apoyo como amigo y novia de Kaisi, respectivamente. La gran sorpresa es Michael Douglas. El actor estadounidense tiene un papel inesperadamente prominente como el gánster detrás del torneo dentro del barco. Hablando completamente en inglés, domina cada una de sus escenas con un rendimiento elevado y un tanto amenazador. Trabaja a grandes rasgos, pero lo más importante es que sabe que es la forma más inteligente de interpretar al personaje. La teatralidad coincide con la excesiva presentación de la historia.


En definitiva y resumiendo: ANIMAL WORLD es una historia exagerada, excesiva y extraña. Con un inicio lleno de acción con CGI que es lo que nos vendía el tráiler, da una vuelta de tuerca para ofrecernos una historia de un torneo de cartas y teorías matemáticas. Visualmente original puede resultar un poco decepcionante ver como el punto culminante se desvía simplemente para prometernos una secuela con todas las respuestas. Posiblemente sea la mejor película del pasado 2018 basada en el juego de “piedra, papel o tijera” (aspecto bastante fácil de saber).

No hay comentarios:

Publicar un comentario