Mister Video: Un padre en apuros (1996)


Howard Langston (Arnold Schwarzenegger) es un atareado hombre de negocios que llega tarde a la clase de kárate de su hijo Jamie. Para que le perdone promete regalarle lo que pida por Navidad: Jamie le pide un muñeco Turboman. El problema es que el juguete es el más popular y está agotado en todas las jugueterías. Contando sólo con unas pocas horas antes de la Navidad, Howard inicia una cómica odisea por toda la ciudad a la caza y captura del preciado juguete.

¿Una película sobre comprar el amor de tu hijo con un regalo?, Bueno no todo es tan malo como puede parecer (más en esto tiempos modernos) y sin duda esta película es capaz de darle la vuelta en su punto final. Sí, entonces Arnold es un mal padre que solo piensa en su trabajo y se pierde la clase de Karate de su hijo donde se hacia la prueba para conseguir un nuevo cinturón. Entonces, para compensar a su pequeño mocoso, le ofrece la opción de que elija lo que más quiera para Navidad (mala idea). El niño quiere una figura de acción Turbo-Man que es lo más popular entre los niños. Así que Arnold ahora debe encontrar este juguete que hubiera sido fácil si no lo hubiera olvidado comprar, y solo le quedara la víspera de Navidad para encontrar uno.


Entonces, el día comienza cuando Arnold se esfuerza por encontrar una figura de Turbo-Man. La trama es simple pero bastante efectiva, creo que de inmediato sabes que habrá mucho caos y locura mientras los padres se apresuran a apoderarse de este esquivo juguete. Incluso sin ver un tráiler, se nota que existe la posibilidad de que se produzca un clásico navideño (para mí lo es) como fue ¡SOCORRO! YA ES NAVIDAD (1989). El hecho de que sea el roble austriaco el actor principal se suma a la diversión porque puedes aprovechar su tamaño haciendo sacar a su furia a relucir.


Me gusta el diseño del juguete en esta película, realmente lograron capturar el tipo de juguete y su universo perfectamente. Una especie de Power Ranger mezclado con 'Buzz Lightyear'. Sus adversarios eran en gran medida una mezcla visual de la serie de POWER RANGERS, sobre todo con el archienemigo de TurboMan. El programa de televisión que vemos en la película es un enfoque típico de esa época, prácticamente una parodia u homenaje. Además de las locuras y las imágenes infantiles, la película funciona porque la gente puede identificarse con ella. Estoy seguro de que muchos padres conocen el terror de las compras navideñas para sus hijos e intentar conseguir un juguete en particular. Incluso si no tienes hijos, puedes relacionarte con la pesadilla de las compras de Navidad y tratar de conseguir algo específico. Entonces es divertido ver a Arnold como un hombre común y corriente tratando de lograr algo que parecería relativamente simple. A todos los espectadores siempre nos gusta ver como otra persona pasa por el infierno que todos conocemos muy bien.


Creo que la mejor escena de la película para mí es el almacén lleno de sórdidos Santa Claus y pequeños ayudantes que son comandados por un desagradable Santa Claus que interpreta Jim Belushi. Toda la idea del “mercado negro” de juguetes es realmente buena y bastante divertida cuando lo piensas. Belushi realmente se ajusta a este papel como un guante y la lucha que sigue es brillante, solo por ver a Arnold golpear a un montón de Santa Claus. Toda la idea de un Papá Noel malo, malhumorado, sórdido y de mala reputación que sea malo y grosero con los niños es simplemente graciosa, el hecho de que haya una organización completa de ellos produciendo juguetes de dudosa calidad es hilarante.


En definitiva y resumiendo: Esta es para mí una de las mejores comedias del actor, ya que tiene un lado un poco oscuro para los adultos, así como el lado amable para los niños. Los adultos tienen a Simbad vs Arnold. Simbad amenazando con hacer estallar las cosas porque es un empleado de correos descontento, un sórdido Papá Noel y todos los padres desesperados que intentan matarse en las jugueterías por conseguir el juguete de moda. Los niños, por supuesto, tienen gags absurdos, Navidad y un final feliz, donde Arnold demuestra ser un gran padre después de todo. Al final todo es muy agradable y el actor demuestra que todavía puede hacer películas de comedia casi tan bien como acción ... después de ese engendro titulado JUNIOR (1994). La película también se mantiene bien hoy en día, todo el esquema de Navidad siempre funciona en el momento correcto, los efectos especiales hacia el final son un poco cutres, pero en general es una buena película navideña, a la que yo personalmente le tengo mucho cariño y como no, toca verla cada Navidad.

Resultado de imagen de jingle all the way gif

Comentarios