Asia Presenta: The Divine Fury (2019)


Después de perder a su padre a una edad temprana en un terrible accidente, Yong-hu (Park) abandona su fe cristiana y solo cree en sí mismo. Ahora como adulto, Yong-hu es un luchador campeón y tiene todo lo que siempre ha deseado, es decir, hasta que aparecen misteriosas heridas en las palmas de sus manos. Solicita ayuda de un sacerdote local, el padre Ahn (Ahn), con la esperanza de que el sacerdote pueda ayudarlo a aliviar las dolorosas marcas y se encuentre en medio de una peligrosa lucha contra las fuerzas malignas de otros mundos que buscan causar estragos en el mundo humano.


Si THE DIVINE FURY (2019) se hubiera hecho en cualquier otro país que no hubiera sido Corea del Sur y se hubiera hecho en cualquier otra época, la película hubiera tenido una frase promocional con un lema como "Primero trajo la pelea al octágono, ahora lleva la pelea a ¡Satanás! Para ser justos, eso es esencialmente lo que es esta película en pocas palabras. En lo básico, se trata de una estrella de las MMA que se encuentra al lado de un sacerdote del Vaticano luchando contra una horda de demonios que posee a un grupo de personas en Seúl. La brillante maniobra es que THE DIVINE FURY se toma en serio y se ejecuta de una gran manera. Es elegante visualmente, reflexiona sobre el género y aún se las arregla para ofrecer una historia con alma. Tal vez sea porque mis expectativas se vieron atenuadas por la idea de una película de terror/acción con artes marciales mixtas y exorcismos, pero THE DIVINE FURY logra sus objetivos.


Ahora, para ser claros, THE DIVINE FURY no es una verdadera película que equilibre las MMA y los exorcismos, la trama y la narrativa de esta película está mucho más en sintonía y alineada con el género del exorcismo que cualquier otra cosa. En todo caso, las escenas de MMA, son una lucha en el inicio de la película y su fama como luchador de MMA, son esencialmente las piezas para nuestro héroe principal. Eso no quiere decir que esta película no presente algunas secuencias de peleas cuerpo a cuerpo increíbles, particularmente en el tercer acto. Park Seo-joon actúa bien, pero digamos que sus escenas de acción, se nota que no es luchador y se le nota bastante rígido. La película no necesariamente adopta la acción hasta los últimos 20 minutos más o menos, pero cuando lo hace, es una experiencia grata. Si, básicamente pudiera ser BLADE (1998) pero con demonios en vez de vampiros. Los fanáticos de la acción pueden encontrar que esa acción es escasa y puede resultar ser un poco decepcionante.


Por supuesto, eso significa que el peso principal de la narrativa y la historia debe ser llevado por el “terror” en lugar de la acción. THE DIVINE FURY por extraño que parezca, también merece la pena. Las películas de exorcismo se hacen “como churros” siendo un género realmente barato de realizar. Si has visto alguna de ellas, ya conoce los clichés y son relativamente predecibles. Sí, nuestro héroe es ateo al principio que lucha con el cristianismo y su pasado traumático. Sí, conoce a un hombre mayor y solidario que es un exorcista que actúa como mentor. Sí, hay una variedad de diferentes escenas de exorcismo que son paralelas a algunos de los momentos clásicos de este tipo de cine. De hecho, fuera del enfoque de la acción para filmar algunas de las secuencias de exorcismo, THE DIVINE FURY sigue todo esto relativamente de cerca. La diferencia es que están bien realizadas. El director Kim Joo-han cambia absolutamente el estilo de la película cuando es necesario cambia del “terror” a la acción. Las secuencias de terror son tensas y ofrecen buenos momentos visuales y la película aún no sacrifica su valor de entretenimiento. Cada exorcismo se vuelve más intenso hasta que finalmente, terminamos con una secuencia de acción completa.


En definitiva y resumiendo: Con unas buenas actuaciones, una mezcla de oscuridad empapada de neón que combina la clásica atmósfera de terror religioso (villanos con capa oscura, las caras de posesión distorsionadas) con imágenes inspiradas en JOHN WICK (2014), y una habilidad para tejer a través de su género, THE DIVINE FURY me sorprendió gratamente. A veces se limita al cine de Serie B, pero los fuertes valores de producción y el enfoque hace que funcione con relativa facilidad. Si bien mis expectativas ciertamente afectaron la forma en que entré en la película, una vez que los créditos comenzaron a salir en la pantalla, fue fácil admitir que THE DIVINE FURY realmente, a pesar de su extraña mezcla de géneros, funciona.


Resultado de imagen de the divine fury gif

Comentarios