Guns Akimbo (2019)


Miles (Daniel Radcliffe), un diseñador de videojuegos se divierte en su tiempo libre troleando a los fanáticos de "Skizm", un club ilegal de partidas a muerte transmitido en vivo y en línea. Después de enemistarse con el troll equivocado, se despierta y encuentra que dos pistolas se han fusionado quirúrgicamente con sus manos, y ahora no solo es parte del juego, sino que se enfrenta a la campeóna de todos los tiempos, Nix (Samara Weaving).


Si eres fanático de los videojuegos y también te gusto la película HARDCORE HENRY (2015) existe la posibilidad de que GUNS AKIMBO (2019) del director Jason Lei Howden, también te sea apetecible. Pero a diferencia de la anterior película que parecía un videojuego de FPS (First Person Shooter) hay poco para atraer a los espectadores lejos de estos temas, más allá de la locura de su premisa y las actuaciones de Daniel Radcliffe y sobre todo Samara Weaving mientras lo hacen en una película que seria comparable a esa locura que fue CRANK: VENENO EN LA SANGRE (2006) y su secuela CRANK: ALTO VOLTAJE (2009).


El problema que tiene GUNS AKIMBO y como ha podido observar el lector es que sus ideas no son originales. Debe mucho a SCOTT PILGRIM CONTRA EL MUNDO (2010), con una fuerte dosis de BATTLE ROYALE (2000) lo que hace que la película, hasta cierto punto parezca un producto reciclado de todo lo anterior. Sin embargo, la película también tiene la energía necesaria del director Jason Lei Howden, e incluso si no es original, sigue siendo bastante divertida.


Daniel Radcliffe toma una ventaja atractiva, con el actor en una serie de elecciones poco convencionales que ha tomado después de HARRY POTTER, lo que le da un cierto prestigio como un chico que sigue sus propios gustos en lugar de intentar saltar a otra franquicia. Actúa extremadamente bien, y es divertido ver al encantador Harry Potter corriendo y disparando con dos pistolas clavadas en sus manos, una imagen llamativa bien explotada por Howden. Adoptando una sensibilidad de tirador de videojuegos, la película le da a Miles algunas reglas de vida o muerte. Una es que no puede ir con la policía, porque si lo hace con el principal enemigo, un anarquista llamado Riktor (Ned Dennehy), matará a su amada exnovia. La otra gran regla es que solo tiene cincuenta disparos disponibles en cada arma, sin recargas. Si crees que esto es suficiente, bueno, nunca has visto una película de John Woo, ¿verdad?.


GUNS AKIMBO ciertamente tiene una cantidad decente de acción, aunque a veces es caótica y difícil de visualizar. Todo se ha intensificado tanto que las reglas de la física no se aplican, algo que se aclara de inmediato cuando Nix interpretada por Samara Weaving revienta a tiros un auto lleno de malos mientras suena una versión del temazo “You Spin Me Round" de Dead or Alive. Es divertida, pero no hay riesgos, ya que Nix y Miles reciben un montón de heridas de bala durante el metraje de unos noventa minutos, y solo sufren los efectos cuando es conveniente para la trama. Si bien Radcliffe esta divertido, Weaving esta auténticamente de 10, luciendo cejas afeitadas (o blanqueadas) y dientes de metal. Inicialmente, su Nix es una villana maníaca, que constantemente esnifa cocaína y cuenta con cientos de cadáveres a sus espaldas, pero finalmente, la película intenta hacerla más que un obstáculo para que Miles la supere. Es otro buen papel para Weaving, y diferente a NOCHE DE BODAS (2019). Si alguien se queda corto, son Riktor y sus compinches, ninguno de los cuales parece ser un buen adversario para el combo de Miles / Nix, aunque compensa estas deficiencias con mucha sangre y toques de gore.


En definitiva y resumiendo: GUNS AKIMBO probablemente será mejor disfrutada por los fanáticos a los videojuegos. Es un pequeño mix de géneros, pero siempre tirando hacia lo frenético en todo momento y tiene suficiente gore y tiroteos para complacer a los que les guste estos temas, aunque no les importe que la película tenga un guion discutible y sean escenas reciclables de otras películas del estilo.

Resultado de imagen de guns akimbo gif

Comentarios