Terrores Nocturnos: Masacre Zombie (1981)


Un viejo profesor dedicado a la investigación de las costumbres etruscas descubre una vieja tumba que al ser abierta da paso a una multitud de muertos revividos, convertidos en siniestros zombies invulnerables a la muerte. Simultáneamente un grupo de amigos llega a una grandiosa mansión donde pasarán el fin de semana. Alertados los zombies de la llegada de los vivos, se dirigen a la casa...

Mientras que el género zombie comenzó en América con la película LA LEGION DE LOS HOMBRES SIN ALMA (1932) y fue refinado aún más por George A. Romero, se puede argumentar que nadie hace una película de no-muertos como los italianos (ya sea para bien o para mal). El maestro de terror italiano, Lucio Fulci, está a la vanguardia de esto, por supuesto, ya que EL MAS ALLA (1981) y AQUELLA CASA AL LADO DEL CEMENTERIO (1981) son esenciales para los entusiastas de los zombies. Después de ir más allá de estos clásicos, uno logra encontrar un caos aún más lleno de sangre entre nuestros vecinos italianos. Una de esas películas es sin duda MASACRE ZOMBIE a.k.a LA NOCHE DEL TERROR (1981) una de las películas más singulares y escandalosas del género zombie por varias razones.


Como el lector ha podido leer en la sinopsis, la película es bastante simple, ya que es esencialmente una película de zombies con una estética de slasher. A diferencia de la mayoría de los zombies, los muertos vivientes de esta película utilizan varios “instrumentos” de destrucción, como guadañas (en la mejor muerte de la historia) hachas e incluso trozos de vidrio. Por lo tanto, las estrellas de la película son los efectos sangrientos y las escenas de muertes, ya que rara vez se toma un descanso del caos y la muerte para permitir dar descanso al espectador. De hecho, después de presenciar algunos de los “trapos sucios” de la vida social de los personajes durante la primera noche de su estadía (incluida una escena de sexo anticlimática), la película se convierte en un maratón de caos zombie. MASACRE ZOMBIE es como una versión bizarra de LA NOCHE DE LOS MUERTOS VIVIENTES (1968) en el que nos da igual el drama interior de cada personaje; en cambio, la mayoría de los personajes son cebo para las escenas sangrientas.


Esto no quiere decir que los personajes sean terribles sobre el papel, simplemente no son dignos de mención, con dos notables excepciones: Michael (o Maicol) y su madre, Evelyn (Mariangela Giordano). El primero es notable y bizarro porque es un niño de 12 años que está siendo interpretado por Peter Bark de 25 años, un enano que luce muy mal como infante. Además, las líneas del personaje son dobladas por un adulto que trata de sonar como un niño de 12 años, por lo que el personaje está un poco descentrado, pero contribuye a la atmósfera surrealista de la película. Si el lector se está preguntando por qué tuvieron que usar un enano para interpretar el papel de un niño (sic) es porque no pudieron usar un niño real por razones que se volverán obvias al ver la película. Digamos que esta película no solo ofrece la oportunidad de ver a un niño presenciar a su madre teniendo relaciones sexuales y se pone aún mejor (o peor) cuando Michael directamente le mete mano a su madre e intenta lamerle las tetas…Si hay alguna razón para ver esta película, estos dos personajes extraños lo son.


Sin embargo, que el lector no se deje engañar, no solo esta extraña relación es todo lo que la película tiene para ofrecer, ya que los efectos de maquillaje y gore están especialmente bien hechos. Los diseños de zombies de De Rossi deben ser familiares para aquellos que han visto su trabajo en las películas de Fulci antes mencionadas. Para los no iniciados, los zombis de De Rossi se ven como cadáveres podridos y en descomposición, ya que están cubiertos de gusanos y piel en descomposición. Además, su uso creativo de los implementos mencionados los convierte en una raza única de zombies, ya que no solo destripan y desmembran a sus presas. No hay duda de que los fanáticos de los gore encontrarán bastante razones para alegrarse, ya que es una de las películas de zombies más asquerosas que hubo en su época (ahora no lo es tanto).


En definitiva y resumiendo: MASACRE ZOMBIE o LA NOCHE DEL TERROR (cada lector que elija el título que más le guste) no es una obra maestra, pero es un buen ejemplo del género de los zombis italianos que todos los entusiastas necesitan ver. Algunos podrían preferir las películas de zombies más cerebrales de Romero, y ciertamente hay un lugar para ellos; sin embargo, definitivamente hay un lugar para MASACRE ZOMBIE, ya que soy fanático del género slasher. También es curioso sin duda ver a Peter Bark haciendo de niño, lo que crea un mal rollo en el espectador bastante extraño y suma puntos positivos a la película en general, aparte de la ración de tetas y “felpudos” que cualquier historia de esa década nos podía ofrecer.

Comentarios