domingo, 3 de febrero de 2019

Dragon Ball Super: Broly (2018)


La Tierra disfruta en paz la celebración del Torneo del Poder. Sin embargo, Goku es consciente de que existen enemigos aún por descubrir en el Universo, por lo que sigue entrenando sin descanso para alcanzar cotas de poder nunca conocidas en un superguerrero. Confirmando sus peores temores, un día aparece un supersayano que responde al nombre de "Broly", un poderoso guerrero que debería de haber sido eliminado junto con el planeta Vegeta cuando éste fue destruido hace ya algunas décadas.

DRAGON BALL SUPER: BROLY (2018) es la película número 20 en la franquicia de Dragon Ball. El primero que se basa después del anime “Super”. La película se desarrolla después de los eventos del arco de Torneo de Poder en la serie y se considera parte del canon oficial de la serie. Principalmente debido a la participación del creador original de la serie, Akira Toriyama, quien escribió el guion de la película. Este nuevo guion rediseña el personaje del título preestablecido (Broly), que fue diseñado originalmente por Takao Koyama y apareció en 3 películas anteriores de Dragon Ball Z. Los antecedentes del personaje han sido completamente reescritos por Toriyama junto con los eventos que rodearon la erradicación de los Saiyajin y que incorpora elementos del manga Dragon Ball Minus. La película fue dirigida por Tatsuya Nagamine con Naohiro Shintani como director de animación.


Aunque la película se estrenó en Japón desde el 14 de diciembre de 2018, no llegó a los cines de los EE. UU. hasta el 16 de enero de 2019 y que en España nos llega el día 1 de febrero. Desde su lanzamiento, ha estado batiendo récords en todo el mundo. Ganando más de 7 millones de dólares solo en su primer día en los Estados Unidos y batiendo récords similares en todo el mundo. Esta película ciertamente tuvo un interés que fue acumulándose según aparecían sus avances. Su principal punto fue la animación fluida que apareció en el primer teaser de la película junto con un nuevo diseño para Goku que recordaba su aspecto en el manga original de Dragon Ball. Después de la difícil historia de las dificultades de la animación de Super, los fanáticos estaban bastante preocupados por los cambios y qué significaba para Dragon Ball en su conjunto. Sin embargo, cuando se anunció que Broly sería el combatiente principal y sin haber visto la serie de Super (lo admito, lo deje al final de la Z) mi entusiasmo fue en aumento.


Aunque esta es todavía una película de Dragon Ball, aquí no vas a encontrar dramas o dilemas complicados, me sorprendió la cantidad de buenos momentos de los personajes antes de la gran pelea. Y estos momentos de personajes no se limitan a los personajes establecidos de Dragon Ball. El corazón de la narración, en verdad, es el mismo Broly. Todo porque Toriyama hizo un trabajo maravilloso estableciendo este personaje y dándole una profundidad que no le habían dado en sus apariciones anteriores. Incluso los nuevos personajes Cheelai y Lemo (soldados del ejército de Freezer) realmente roban escenas en la pantalla y son una bienvenida al ya grande reparto de personajes.


La animación en 2D que se muestra en esta película es impresionante. Los diseños suaves conducen a muchas expresiones maravillosas y la actuación de los personajes. Sin embargo, es en las escenas de acción donde realmente brilla la animación, con movimientos fluidos y una coreografía de primer nivel que aprovecha las habilidades sobrehumanas de cada personaje. Esto incluye algunas tomas únicas de la cámara, como una toma en primera persona desde la perspectiva de Broly, mientras lucha contra Goku y una magnífica toma de transición cuando la película avanza hasta el día presente de nuestro personaje (mostrando un breve resumen de las principales escenas de Dragon Ball del pasado).Es notable lo mucho que se incluyó en esta película (que supuestamente tuvo que reducirse bastante) pero, fiel al estilo de Toriyama, hay tanto humor como acción. Algunos de ellos no son demasiado graciosos (al menos para mí) pero sin duda lo inesperado es que el mismísimo Freezer recibe los momentos más divertidos de la película (su deseo para las bolas de dragón) a la vez que se mantuvo en el personaje como un villano de primera.


Es increíble cómo esta película toma un personaje que no era muy querido por el fandom de Dragon Ball y lo convierte en uno de los favoritos. A diferencia de las películas anteriores de Dragon Ball que suelen ser intrascendentes fuera de la serie, DRAGON BALL SUPER: BROLY parece estar preparando el escenario para lo que viene a continuación. La película no depende de la serie para sobrevivir y puede ser disfrutada por fanáticos ocasionales tanto como los fanáticos acérrimos. Si no tienes conocimiento de Dragon Ball y esperas que esta películate haga cambiar de opinión, yo no contaría con eso. Aunque la exposición de la película proporciona algún contexto, no es suficiente para darte una idea de qué se trata Dragon Ball.


En definitiva y resumiendo: DRAGON BALL SUPER: BROLY es una muy buena película para los fanáticos de Dragon Ball y me ha parecido superior a las dos anteriores (LA BATALLA DE LOS DIOSES y LA RESURRECION DE FREEZER) con una primera parte mas narrativa y explicando la historia tranquilamente y unos últimos (casi) 50 minutos que son una batalla sin respiro con peleas, una detrás de otra y que dejaran a los fans agotados (en el buen sentido) y con una gran animación. Sin duda una película que se tiene que ver si o sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario