viernes, 1 de febrero de 2019

Green Book (2018)


Años 60. Cuando Tony Lip (Viggo Mortensen), un rudo italoamericano del Bronx es contratado como chófer del virtuoso pianista negro Don Shirley (Mahershala Ali), durante una gira de conciertos por el Sur de Estados Unidos, deberá confiar en "El libro verde", una guía de los pocos establecimientos seguros para los afroamericanos, para encontrar alojamiento. Son dos personas que tendrán que hacer frente al racismo y los prejuicios, pero a las que la bondad y el sentido del humor unirán, obligándoles a dejar de lado las diferencias para sobrevivir y prosperar en el viaje de su vida.

Recuerden a Natalie Portman en CISNE NEGRO (2010), Hillary Swank en MILLION DOLLAR BABY (2004) o Daniel Day Lewis en prácticamente todas las películas donde ha actuado. Pues esto ocurre con la película GREEN BOOK (2018) con Viggo Mortensen y Mahershala Ali donde son capaces de “desaparecer” detrás de sus personajes en el que parece que estas viendo a dos hombres reales en los que se basa la historia. Quizá la historia sea un poco predecible y hemos visto algunos temas que se tratan en unas cuantas películas, pero las actuaciones nunca lo son, y a su vez, elevan el nivel de la película.


El “Green Book” (libro verde) del título, se refiere a un objeto histórico real, una guía que se pidió a los afroamericanos que usaran cuando fueran de viaje para ayudarlos a encontrar establecimientos que les permitiera permanecer allí. El sur de Estados Unidos todavía estaba profundamente segregado en el momento de la gira de Don Shirley (el personaje de Ali) por lo que ambos sabían que probablemente encontrarían resistencia. Cómo lo manejan se convierte en la fuerza que impulsa la película de GREEN BOOK.


Estos eventos realmente sucedieron. El guion de GREEN BOOK esta coescrito por Nick Vallelonga, hijo de "Tony Lip", y aunque es probable que haya sido “blanqueado” para que funcione como un simpatizante para la taquilla y el público, estos hombres realmente miraron el racismo sistemático para darle un significado: Donald Shirley merecía un lugar de honor en los mismos establecimientos a los que estaba invitado a tocar el piano. Las lecciones de GREEN BOOK son predecibles, aunque eso no las hace menos dignas de ser contadas. Usando el formato de “extraña pareja” probada por el tiempo, el refinado y distinguido Shirley transfiere la cultura y la dignidad a Tony, mientras que este último enseña al pianista a apreciar a músicos pop como Little Richard. Es posible que el dúo no cambie muchas mentes en el sur profundo, pero si tienen una manera sentimental de explicar las cosas.


El director Peter Farrelly, sí, la mitad de los directores de comedia The Farrelly Brothers, equilibra el drama y la comedia aquí, pero a menudo sucumbe al cliché de “Paletos del sur” cuando no es tan necesario. La representación del Sur en tiempos segregados es directamente cinematográfica, lo que hace que GREEN BOOK sea tan sutil y matizada como puede esperarse de una película del director de PEGADO A TI (20013) y ALGO PASA CON MARY (1998). Aunque puedo imaginar que Don Shirley y Tony “Lip” se encontraron con la resistencia de los restaurantes y establecimientos de ropa del sur que no estaban listos para servir a un cliente afroamericano, el hecho de que se encuentren con intolerantes es cada vez un poco más forzado durante la historia.


Dicho esto, las actuaciones de los dos actores superan cualquier error en el tono de GREEN BOOK, y son dignos del precio de la entrada a la película de Peter Farrelly. Es notable lo buenos que son los actores en sus papeles principales, teniendo en cuenta que cada uno de ellos encierra representaciones de polos opuestos. Mahershala Ali es silencioso y tranquilo en su espacio, calcula cada movimiento y debate cada giro de la frase para que Donald Shirley sea un personaje humano creíble, no un esnob exigente estereotipado. Ali también obtiene el momento más hermoso de la película, cuando Shirley se para a un lado de la carretera y ve a los trabajadores del sur cuidando un campo. En el momento, ve lo cerca que puede estar en su lugar y todo esto se transmite sin diálogo. Por otro lado, es increíble el tiempo que Viggo Mortensen tiene para interpretar a Frank "Tony Lip" Vallelonga. No es solo el aumento de peso (aunque eso es significativo) si no su forma de hablar como un italoamericano y su estilo de vivir la vida y comprenderla. Es una transformación muy notable y que merece ser vista (si se puede) en V.O.


En definitiva y resumiendo: Es un placer ver a estos dos actores actuando e interactuando entre ellos con una química excelente en pantalla. GREEN BOOK puede estar enfocada a dar mensajes en contra del racismo y sobre que todo el mundo puede ser igual, a pesar del color de su piel, algo que ya no es relevante en el cine como podía ser antiguamente, pero a pesar de sus 130 minutos de duración (que se pasan en un suspiro) es una historia real que merece ser contada y  con dos actores en autentico estado de gracia, sobre todo a Mahershala Ali que se merece el Oscar este año.


No hay comentarios:

Publicar un comentario