Terrores Nocturnos: Trapped Alive (1988)


Varios prisioneros de la cárcel se dan a la fuga y secuestran a dos chicas durante su recorrido, junto a un ayudante de sheriff, se encuentran atrapados en una mina abandonada, donde un mutante caníbal los estas buscando para alimentarse.

“Nunca juzgues un libro por su portada” es una frase utiliza que a muchas personas les gusta decir como si fuera una epifanía a todas las preguntas de la vida. Aun así, es mejor tener en cuenta que muchas veces la cubierta no es representativa de lo que contiene el interior. Por lo general, esta es una referencia a cómo una portada fea puede ocultar una gran película. En el caso de TRAPPED ALIVE (1988) es todo lo contrario. Viendo por internet, y listas de películas slasher, vi esta gran portada y me vendieron totalmente la película. Esto solo puede ser una película de género que se me ha debido pasar por alto y no tendría que haber sido así (eso pensaba). Lamentablemente no. A pesar de una premisa intrigante, TRAPEDD ALIVE es una película relativamente lenta y genérica que lucha por encontrar su tono mientras va girando alrededor de su narrativa sin rumbo, con diálogos interminables durante la mayor parte de su tiempo de metraje. Sinceramente, creo que la portada me hizo perder 92 minutos de mi vida.


La trama principal y la narrativa de TRAPEDD ALIVE podrían ser el esquema para ser una película de terror de culto. La película sigue a un grupo de individuos, tres delincuentes que escapan recientemente de la prisión, dos chicas jóvenes de camino a una fiesta y un ayudante del sheriff cuando quedan atrapados en una mina abandonada que también presenta a un “hombre” caníbal. Es una premisa simple, pero con un poco de estilo y algunas secuencias divertidas, entonces TRAPEDD ALIVE podría haber sido fácilmente una de esas películas de terror de bajo presupuesto con una narrativa impactante y algunos momentos clave. Nota: Podría haber sido…


Sin duda TRAPEDD ALIVE lucha con su propia identidad. Después de un inicio bastante elegante y de tomar su tiempo para crear el conjunto de personajes: prisioneros, fiesteras y policía, la película se tambalea al desarrollar cualquier sentido de propósito real en su narrativa. El proceso de desarrollo de los personajes se prolonga, posiblemente organizando una película más intensa y cruel con la tensión entre los prisioneros y las chicas jóvenes que toman como rehenes, pero la dinámica rara vez vale la pena. Las actuaciones son pasables y se pierden en gran parte en esta primera mitad, especialmente porque se espera que se agregue más personalidad a los personajes, y el director Leszek Burzynski no tiene la habilidad de aumentar la tensión necesaria a través de la claustrofobia o incluso la sensación de muerte inminente por parte de los criminales o el caníbal que aparece (mucho) más tarde en la narrativa. La atmósfera pretende ser un poco cursi con algunas bromas a medias y la música que le acompaña, pero el resto de la película no coincide. Es una historia de dos películas en donde ninguna de las dos funciona. TRAPEDD ALIVE lucha por encontrar su ritmo y tono a medida que avanza para crear los puntos principales de la trama y los ritmos de los personajes. Una película de terror de bajo presupuesto de los 80 no debería ser tan lenta y aburrida.


Una vez que el caníbal aparece en la segunda mitad, demasiado tarde considerando cómo podría haber sido usado para crear una mayor sensación de temor para los espectadores, fuera de las pocas pistas de su existencia, entonces la película comienza un poco a mejorar, pero es que es casi cuando solo quedan 25 minutos de metraje. TRAPPED ALIVE nunca llega a utilizarlo tanto como quiere, obviamente obstaculizado por una falta de presupuesto que parece gastarse en unas pocas secuencias clave como la muerte con una “garra” metálica (como la de las ferias) o el final, y es una pena. Aunque la parte caníbal se presenta como relativamente predecible, tiene algo mínimo de diversión y cuando empieza a parecer que podría redimirse, la película ha terminado. Cuando comenzó a avanzar la película y hay algunas muertes decentes y una revelación final para echarse a reír (típico de la época), pero es demasiado estúpida y demasiado tarde para olvidarse del resto.


En definitiva y resumiendo: TRAPEDD ALIVE es una de esas películas que atraerá a unos espectadores que les gusta el terror de los 80´s y tiene elección audaz en su narrativa, como mantener a su antagonista caníbal fuera de la película hasta la segunda mitad, y una premisa intrigante. Sin embargo, TRAPEDD ALIVE una película defectuosa con una crisis de identidad y una incapacidad para crear el ritmo y la atmósfera necesarios para vender la película, ya sea con caníbales o una tensa situación de supervivencia de rehenes. Los cinéfilos del culto pueden disfrutarla como curiosidad, pero por lo demás, una película muy deficiente.

Comentarios