miércoles, 9 de septiembre de 2015

Warlock:Apocalipsis Final (1993)



-En la época de los 90, a toda película de terror que le fuera bien en taquilla o tuviera buenos números en alquiler en VHS, tenía el san Benito de que temprano tendría una secuela, WARLOCK, EL BRUJO no fue la excepción y tuvo una “secuela” o como diríamos ahora un “Reboot” que sería un reinicio de la saga algo que no era para nada necesario, porque su primera parte fue una buena película y esta “medio-secuela” es todo lo contrario…

-Warlock en esta ocasión, vuelve a renacer con la misión de encontrar unas piedras mágicas que reunidas y bajo un eclipse de sol que ocurre cada mil años, podrán hacer renacer al señor de las tinieblas en nuestro planeta.


-Para comenzar en el año 1993 ya se habían estrenado películas como TERMINATOR 2, JURASSIC PARK, películas que fueron una revolución en efectos especiales y maquillaje, vale que este film sea de serie B…pero que tenga esos efectos tan malos, que parecen creados con el Windows 3.1 y el programa Paint, con maquillaje que es incluso peor que el de la primera parte que era uno de sus puntos negativos, con la diferencia de más de 5 años con WARLOCK, EL BRUJO, solo es el comienzo de muchos errores.

Menudo subidon que llevo.

-El director es Anthony Hickox, conocido por realizar las dos entregas de WAXWORK (que estaba bien) y HELLRAISER III (que fue la última de la saga que valió la pena) pero que aquí está muy perdido, parece que estar empeñado a convertir a Warlock en Pinhead, un villano que en la primera parte era lo mejor, aquí es plano, solo se dedica a buscar las piedras, encuentra una, mata quien la tenga, repitiéndolo una y otra vez, haciendo que el guion sea muy aburrido, sin contar con el dúo protagonista que le plantaran cara a Warlock es muy soso, sin chispa, nadie se cree su relación amorosa y menos cuando SPOILER Consiguen los poderes mágicos FIN DEL SPOILER.
¿Noche en Ibiza? Me apunto.

-En el aspecto sangriento y “gore” destacar la escena en el pase de modelos (muy conseguida) y el “nacimiento” de Warlock al comienzo del metraje, ambas escenas son bastante “fuertes” y no aptas para todos los estómagos, como tampoco es apto el duelo final donde el cutrerío llega a límites insospechados.

-Julian Sands hace lo que puede como Warlock, pero se le ve sin ganas, no tiene escenas para lucirse y queda más como “aquel brujo que vestía como los Locomia” y poco más, Chris Young y Paula Marsh como la pareja enamorada esta de pena, sobreactuando, donde cada escena romanticona dan ganas de decir: Que salga Warlock y se los cargue ya!! Donde se echa mucho de menos a Lori Singer y Richard E.Grant de la primera parte.

Que malo eres actuando...

-En definitiva y resumiendo: Secuela o como quieras llamarle de una gran pelicula, pero que falla en todos los aspectos, guion, efectos, actuación, donde lo único que puede llamarte la atención para verla es ver a Julian Sands matando sin ton ni son y porque Warlock solo hay uno...aunque parece que pida a gritos un abanico para arrancarse un LOOOOOCOOOOOMIAAA!

PD: pensando que iba a petarlo en taquilla, incluso se llegó a lanzar un videojuego en las consolas de la época, SNES y Mega drive medio basado en la pelicula, el resultado: Catastrófico.
Lo de "Ultimate Evil" le va que ni pintado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario