martes, 6 de octubre de 2015

Regresión (2015)

-Anunciado a viva voz el regreso de Alejandro Amenábar que desde AGORA (2009) se había dado un descanso de casi seis años y con anuncios bombardeados desde Mediaset en sus canales de Telecinco y Cuatro cinco meses antes de su estreno, nos presenta Regresión, una historia que mezcla sectas satánicas, américa profunda y abusos sexuales a menores, un cocktail de ideas que se puede asemejar a mezclar Coca-Cola, Fanta y kétchup, algo que no volverías a probar nunca más después de la mala experiencia de la primera vez.

-Minnesota 1990: Un detective (Ethan Hawke) investiga el abuso sexual de un padre (David Dencik) a su hija menor (Emma Watson) en el que aparecerá el culto al diablo y donde el detective contara con la ayuda de un psicólogo (David Thewlis).


-Lo primero que no entiendo es que Amenábar que sabe dirigir género de terror (LOS OTROS) y también de suspense (TESIS) haya creado una historia con una idea principal atrayente, pero que cada minuto que pasa en el metraje se convierta en una experiencia soporífera y descafeinada, donde  ha lanzado ideas al guion de una manera aleatoria sin ningún motivo aparente y las ha dejado allí, chirriando de una manera absurda, en las escenas de “terror” en vez de asustarte, te entre la risa floja de lo cómico que parece todo (una buenas risas que me pegue con mi compañero de butaca) al ser incrédulo de lo que estabas visualizando.

-La historia nunca arranca, con una cantidad de diálogos que parece más una película de Tarantino donde nunca se llega a nada claro y que creyendo que el espectador es tonto, el director se marca un giro final de guion en el que intenta salvar el hundimiento del barco llamado REGRESION pero lo único que consigue es hundirlo al fondo del mar.

Creacion de los storyboards de la pelicula.

-Si pretendes ver algún aspecto del director que nos ha regalado en sus anteriores películas, no veras ninguno y si lo ves eres un lince, parece más una película de encargo que hace con desgana para poder cobrar el cheque, porque carece de todo interés, solo estas mirando el reloj para ver cuando acaba esta pesadilla absurda, aparte de querer renegar de elementos efectistas pero que tienen efecto aunque los hayas visto mil veces en otras películas del género de terror o suspense.

-En el aspecto visual,  los que apoyan REGRESION ( un ejército de palmeros que intentan ocultar la gran cagada del director, donde seguramente Universal les ha regalado unas bonitas camisetas para lucir en festivales) dicen que la atmosfera esta logradísima…que atmosfera pregunto yo, si solo aparece una comisaria llena de policías idiotas donde el único listo es Ethan Hawke,una granja y un pueblo donde SIEMPRE pasan los protagonistas por la misma calle y si hay algún susto SIEMPRE es en esa calle (ojo a la escena donde Ethan Hawke le entra la paranoia de que todo el mundo le vigila, porque podría estar nominada a mejor escena cómica del año) Aspecto visual es lo que creo en AGORA que era digno de aplaudir y no esto.

Dinos algo tia sosaaaa

-En el aspecto actoral han conseguido algo imposible:Ethan Hawke interpretando su peor papel de su filmografía, donde el nivel de sobreactuación supera a Nicolas Cage en sus últimas películas, donde solo utiliza dos registros: Cara de susto y cara de cabreado dando rienda suelta en la mejor escena de la película (IRONIA:ON) donde recrea lo que suceden en la granja con la ayuda de una grabadora y unos cascos, no me podría creer que un actor de este calibre pudiera caer tan bajo, bueno sí que lo pienso cuando toda la historia es una completa gilipollez,Emma Watson esta sosa durante todo el metraje y no transmite nada con su personaje y David Thewlis como psicólogo es para pegarle una patada en la boca porque no para de hablar temas inconexos que no importan nada y donde le dan un carpetazo a su personaje sin motivo aparente y porque sí.

Creo que estoy viendo la ira de los espectadores.
-En definitiva y resumiendo: Denle un Goya al director de Marketing de REGRESION, se lo merece, nos ha vendido un regreso de un director como un terrorífico viaje al interior de la mente humana junto a un culto satánico, donde en realidad hay una chorrada de película, descafeinada, aburrida, con unos actores que dan pena y donde absolutamente todo falla en esta historia, pero que ha conseguido ser el mejor estreno español del año 2015,donde los palmeros de Amenábar estarán pegando saltos de alegría, pero que los espectadores que salgan del cine solo sentirán que han perdido 8 euros menos en una estafa muy bien llevada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario