miércoles, 2 de diciembre de 2015

Future Kill (1985)

-Cuando una portada de una película lleva la firma de H.R Giger, artista gráfico reconocido internacionalmente y uno de diseñadores de ALIEN   automáticamente tienes la curiosidad de verla y si añadimos que ponen como reclamo al fan del terror, las actuaciones de Marilyn Burns y Edwin Neal que participaron en una de mis películas favoritas de terror como es LA MATANZA DE TEXAS  ya te convences del todo, el título de la película que nos atrae es FUTURE KILL (1985) aunque como dice un dicho “no juzgues un libro por su portada”

-En un futuro próximo, un grupo de “niños ricos” deciden ir a la ciudad y secuestrar a un mutante, pero lo que no saben es que se han metido en la boca del lobo.Splatter, el jefe de los mutantes, tratara de darles caza como sea.


-Primero un par de incisos sobre la sinopsis: El llamado “futuro próximo” hace que creamos que vamos a ver una película futurista, es erróneo ya que la acción transcurre en el 1988 y el ambiente atufa a ochentero que tira para atrás y  el segundo es que llamar “mutantes” a un grupo de punkis vestidos con ropas Glam, el único que si se podría llamar mutante es el villano de la película Splatter, pero los demás parecen salidos de Alaska y los Pegamoides.

En la tribuu de las chochoniii

-Las cosas empiezan a ir mal cuando descubres que es el único trabajo de Ronald W. Moore que también fue el guionista de la cinta, una mezcla de otras películas que despuntaban en la época como eran TERMINATOR, THE WARRIORS y con unas gotas de MAD MAX, con un comienzo de unos 15 minutos más parecidos a la comedia adolescente picantona como PORKY´S.La calidad técnica y visual es completamente pobre, se puede ver en que toda la historia está rodada de noche para abaratar costes (todo ocurre en un barrio, pero me da a mí que no pasaba de ser dos calles) que sin casi recursos de luz no se puede distinguir en escenas de “acción” quienes son los buenos y quien los malos.

El papel de albal tambien sirve para hacer armaduras.

-Añadimos también el mal planteamiento, todo se resume en un “ir a un sitio, ocurre algo y volvemos a ir a otro” durante los 89 minutos que se hacen lentos y aburridos, con unos personajes que no se desarrollan en ningún momento, sus motivos son la supervivencia pero al acabar ves que siguen siendo los mismos que cuando empezaron, lo peor es que si lo único que interesa es el villano (un psicópata, que en una radiación perdió partes su cuerpo, cambiándolas por metal y armas) tampoco se le ve ningún tipo de interés y ahí radica su parecido a TERMINATOR,es una máquina de matar, si le hubiera dado un poco  de carisma por lo menos se habría salvado FUTURE KILL de ser una mala película.

-En el tema de la sangre y violencia, es bastante escaso, quitando un par de muertes a manos de Splatter, y las peleas entre “mutantes” y “pijos” están muy mal coreografiadas dando lugar a reírte con un festival de puñetazos y patadas al aire. Incluye para todo fan del destape bastantes desnudos, aunque todos injustificados. Otro fallo es ese final atropellado casi sin dar explicación, es bastante confuso y las razones que dan son completamente injustificadas.

Fue salir de Texas y volverme Okupa.
-En el reparto, un manido grupo de caras desconocidas que posiblemente nunca  volvieron a actuar, exceptuando el reclamo que son Marilyn Burns en un flojo y desdibujado personaje y Edwin Neal como Splatter, que a pesar de que las muertes que provoca son interesantes, como villano es otro más, tampoco veo un esfuerzo del actor en darle un aspecto más intimidatorio.

-En definitiva y resumiendo: Lo mejor de FUTURE KILL es la portada de H.R. Giger en su versión internacional, en una fallida y muy floja película futurista donde ningún tipo de elemento llega a sorprender o como menos entretener, que al menos los italianos en sus “explotation” eran malas de cojones, pero al menos te reías de lo malas que eran…


No hay comentarios:

Publicar un comentario