martes, 26 de enero de 2016

Martyrs (2015)

-Uno de los remakes que un servidor veía totalmente innecesarios, es el realizado a partir del largometraje francés de terror MARTYRS (2008) una joya terroríficamente perfecta que se pudo ver en el Festival de Sitges de ese año, consiguiendo grandes críticas por parte del público. El mercado americano al ver su éxito ni cortos ni perezosos, han realizado un remake dirigido por los hermanos Goetz (que solo tenían un film estrenado titulado SCENIC ROUTE) y titulada como la original pero pasada por el filtro de la vergüenza.

-Una mujer y su amiga de la infancia, buscan vengarse de los captores que la secuestraron y torturaron años atrás.


-La versión francesa era realmente terrorífica y creaba un mal ambiente durante todo su metraje que hacia poner incomodo al espectador, con un guion que no paraba de sorprender con sus giros y sus escenas sangrientas, añadido a una dirección excelente por parte de Pascal Laugier y con un dueto femenino compuesto por Morjana Alaoui y Mylene Jampanoï sobresaliente. Dicho esto comentar que la versión americana del 2015 es totalmente opuesta, primero por su historia (que durante los primeros 20 minutos es bastante fiel a la original) pero que después se toma una serie de libertades totalmente absurdas, todo pasado por el filtro de la moralidad americana, no vaya a ser que se sientan mal y se escandalicen, una sucesión de cambios que solo hacen que escupir a la cara a todo aquel que incluso renegando de este remake, le haya dado una oportunidad y acabando en un clímax final que consiguió descojonarme de la risa.

Tenemos las mismas pintas que las de EL RESPLANDOR.

-La dirección de los hermanos Goetz puede ser comparable a cualquier film de sobremesa o subproducto directo a DVD, toda esa ambientación oscura, malsana de la original ha sido olvidada, sin olvidar un guion con unos agujeros gigantescos, con una censura que se demuestra en las pocas escenas sangrientas de la cinta y donde los mejores momentos de la versión francesa no existen.

Todo menos volver a hacerme ver la película otra vez.
-El dueto protagonista de la versión americana está compuesto por Troian Bellisaro (PRETTY LITLLE LIARS) y Caitlin Carmichael, donde la primera tiene una actuación odiosa, en la que quieras que desaparezca del largometraje, con su sobreactuación que se basa en gritar los más fuerte que se pueda y poner cara de enfadada, donde la segunda parece salida de una capítulo de SENSACION DE VIVIR, ambas además tienen que sobrellevar un dúo protagonista plano, sin matices (todo lo contrario a su original).

Menudo subidon llevo.
-En definitiva y resumiendo: Vergonzoso remake de una de las grandes películas de terror de los últimos 10 años, que nunca se tendría que haber realizado, que sale perdiendo comparándose con la de 2008 y que incluso sin comparaciones, es una completa basura como película independiente, donde incluso tener que recordarla para escribir la crítica ha resultado ser más pesadillesco que todo el film en sí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario