lunes, 1 de febrero de 2016

Spawn (1997)

-Posiblemente creo que en 1997 tuve mi primera experiencia con lo que ahora se llama HYPE, tener muchas ganas de que llegue el estreno de una película a la que sigues desde hace tiempo, en este caso fue la adaptación de un comic de Todd Mcfarlane titulado SPAWN y que según palabras de su director Mark A.Z Dippe iba a tener los efectos especiales del año, lo comento tantas veces en varias revistas cinematográficas que debió de olvidarse de todo lo demás…

-Al Simmons (White) un agente del gobierno, es asesinado por su jefe, el malvado Jason Wynn (Sheen) con ayuda de su colaborador Clown (Leguizamo). Deseando volver con su amada Wanda y cegado por la venganza, Simmons decide hacer un pacto con el diablo.


-SPAWN se podía definir en dos palabras: Despliegue Visual, no buscas una buena adaptación del comic porque no lo es, debido a su terrible guion que parece escrito por un chimpancé dándole a las teclas, donde todo es una sucesión de escenas con terribles diálogos (Casi todos por boca de Leguizamo) y acción de baratillo. Sí que existe un leve hilo argumental para que no se diga que es un videoclip de 90 minutos, pero que está lejos de ser una adaptación respetuosa.

Me vais a odiar...lo se.

-El director tenia clara su visión y no engaña a nadie, la película tenía muy buenos efectos especiales el día que se estrenó, porque al día siguiente quedaron a un nivel de desfasamiento que vistos hoy en día chirrían de una manera lamentable, por poner un ejemplo: el pegote de capa que lleva Spawn echa por ordenador, los cromas que cantan detrás de los actores y sobretodo las escenas que transcurren en el infierno, una mezcla de horrendos efectos que culminan con Malebolgia,el ser infernal creado en 3D y que parece salido de una Megadrive.

Spawn es todo capa.
-Pasamos al platel actoral que tampoco ayuda mucho, Michael Jai White como Spawn se defiende como héroe de la película con lo poco que le llega a ofrecer el guion, pero si hablamos de Martin Sheen y John Leguizamo,eso sí es una tortura infernal. El primero posiblemente sea el peor villano de la década, un Jasón Wynn que poco se parece al del comic, en el que el actor debería de ir falto de dinero para aceptar tal papel, al que solo se dedica a gesticular y poner voz de Popeye (mírenla en V.O).Leguizamo como Clown, pues es como si al cómico le dijeran: Di todas las gilipolleces que quieras que las grabamos igualmente, así que es como un recital del actor, que llega a cansar y desesperar.

-Los dos únicos puntos positivos son tres: El maquillaje está muy bien hecho, tanto en la cara de Spawn como en toda la creación de Clown, la ambientación oscura de la ciudad está bien recreada como el comic y la Banda sonora que les chiflara a los amantes del heavy metal y Rock, que logro juntar a Metallica, Korn, Slayer, Marilyn Manson etc…

Efectos especiales "Luciferinos".

-En definitiva y resumiendo: Malísima adaptación del comic, donde el único interés era vender entradas gracias a escenas con efectos especiales y a la fama que había logrado el comic, con un guion para quemar, unos actores insufribles y que solo gusto a los niños de 10-13 años de la época (lastima es que a mi si me gusto cuando se estrenó).


1 comentario: