miércoles, 16 de marzo de 2016

Control remoto (1988)

-El terror puede llegar de muchas formas diferentes, durante los ochenta tuvimos una serie de largometrajes que tenían algo en común: lo desconocido o paranormal venia de una televisión o un VHS, títulos como LA MUERTE VIAJA EN VIDEO, TERRORVISION o entrando en el género de la comedia PERMANEZCAN EN SINTONIA eran criticas mordaces sobre los efectos de la “caja tonta” y las familias americanas que poco a poco se iban volviendo más inútiles. Hoy os hablare de CONTROL REMOTO, una mezcla de géneros (terror, comedia) protagonizada por “Drama” para los seguidores de la serie ENTOURAGE o para todos los demás Kevin Dillon.

-El empleado de un videoclub se topa con un complot alienígena para dominar el mundo lavando el cerebro a las personas, a través de una  película mala de los 50 de ciencia ficción. Él y sus amigos se apresuran a detener a los aliens antes de que las cintas puedan ser distribuidas en todo el mundo.


-Con un inicio prometedor que homenajea a esas películas cutres de los 50,con una misteriosa película que al ser vista convertirá a quien la vea en un ser malvado que matara al que este al lado, se nos presenta CONTROL REMOTO dirigida y escrita por Jeff Lieberman, director también de PANICO AL AMANECER (1981) y GUSANOS ASESINOS (1976).La cinta en poco minutos te presenta al protagonista llamado “Cosmo”,un perdedor que trabaja en un videoclub y que está enamorada de una pija,al novio de ella que será el “villano” y a la chica rara que será la primera en perecer que no es otra que Jennifer Tilly,especialista en personajes pintorescos. La película no se decide por que genero decantarse, en algunas escenas parece más de terror (el comienzo, el primer asesinato) y en otras de comedia (la escenas en la discoteca Retro, llena de personas muy peculiares).Lo que está muy bien definido es la crítica al consumo del Vhs en los ochenta, donde el cine había pasado a segundo lugar (con una crisis preocupante) debido a la comodidad de ver cualquier film en tu casa, aunque fuera una puta mierda,pero que con una portada resultona y un marketing atrayente nunca había copias disponibles en el videoclub.


-La película durante todo el metraje destila amor por el cine nostálgico de los años 50, aspecto que se ve plasmado en imágenes (esas modas de vestir futuristas) y la propia trama que no se toma en serio en ningún momento, aunque en el segundo segmento pierde fuelle a marchas forzadas, no hay nada más que explicarlo que se transforma en una repetición de acciones continuas (un personaje ve la película se vuelve malo, le cambian de parecer y se vuelve malo otro) aparte de una relación amorosa entre Cosmo y Belinda (la pija) que no destila química por ningún poro, resultando ser aburrida y tediosa.


-En el aspecto de efectos especiales, se ve que es de presupuesto “bajo”, dando pie a escenas realizadas de una manera chapucera, aunque se pueden escudar en que al ser un “homenaje” a la ciencia ficción añeja. No esperemos tampoco hemoglobina a litros, porque desechando el comienzo (con esas agujas de coser automáticas) apenas aparece sangre por ningún lado y mucho menos casquería.


-En el reparto tenemos a Kevin Dillon,que justo ese mismo año interpreto a un personaje parecido a Cosmo en EL TERROR NO TIENE FORMA, es lo más salvable, aunque tampoco se le puede pedir mucho más, Deborah Goodrich interpretando a Belinda, no da pie (como he comentado antes) a química alguna ya sea amorosamente o como damisela en apuros. Jennifer Tilly a pesar de una corta aparición, roba escenas con su apariencia de friki gritona.


-En definitiva y resumiendo: CONTROL REMOTO en su primer segmento es bastante curiosa, con una mezcla de géneros de la que sale airoso de críticas, pero en su segundo segmento se ve síntomas de agotamiento o alargamiento de la formula, llegando a niveles de aburrimiento para el espectador y un clímax final absurdo. Como entretenimiento tiene un pase, añadido a si te ves identificado como un devorador de VHS pero que incluso con ese aspecto tiene más errores que aciertos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario