lunes, 15 de enero de 2018

Insidious:La Ultima Llave (2018)

La parapsicóloga Elise Rainier (Lin Shaye) afronta su caso sobrenatural más terrorífico: en su propia casa.

INSIDIOUS: LA ULTIMA LLAVE (2018) es la cuarta entrega de la franquicia INSIDIOUS, pero tiene lugar cronológicamente entre la película original (que se estrenó  en 2011) e INSIDIOUS 3 que se estrenó en 2015. Como implica el subtítulo de la película, La Ultima llave, sirve, sin embargo, como conclusión de la historia que el guionista Leigh Whannell y el director James Wan pusieron en marcha por primera vez con la espeluznante historia de la familia Lambert que ocurrió hace siete años. Mientras La Ultima llave no amplía la mitología de la franquicia de terror sobrenatural, sino que constituye una narrativa independiente  que desarrolla la historia  del personaje que se ha convertido en la verdadera protagonista de estas películas: Elise Rainier.INSIDIOUS: LA ULTIMA LLAVE es un sólido final para la franquicia, que le da al “líder” de la serie, Lin Shaye, la oportunidad de hacer un elegante  final.


Escrita por Whannell (que también escribió las tres películas anteriores), INSIDIOUS: LA ULTIMA LLAVE está dirigida por Adam Robitel: director de la aclamada película de terror / thriller THE TAKING OF DEBORAH LOGAN (que recomiendo ver), así como co-guionista de la no tan aclamada PARANORMAL ACTIVITY: DIMENSION FANTASMA (2015). Juntos, Whannell y Robitel crean una historia que vale la pena para Elise, que funciona como una significativa parábola sobrenatural de terror sobre los efectos del trauma infantil y el estrés postraumático, basándose en ideas que ya se introdujeron en INSIDIOUS 3. Tanto esta última como la que se estrena ahora en pantallas, se complementan narrativamente  en ese sentido, y aun así cumplen con las reglas sobre cómo funciona el universo de INSIDIOUS desde las dos primeras entregas. Al mismo tiempo, es la menos innovadora de todas ellas, desde la perspectiva de la narración y sus esfuerzos por cerrar completamente el círculo narrativo entre todas ellas. En ese sentido, La última llave no llega a ser un capítulo "necesario" en la saga INSIDIOUS.


En términos de dirección, Robitel hace un buen trabajo al mantener un ambiente fantasmagórico durante gran parte del metraje. El director  convierte el hogar de la infancia de Elise en una pieza efectivamente espeluznante, cubierta de telarañas y sombras que ocultan secretos. Cuando se trata de ejecutar los “sustos” de la película, Robitel usa varios de los mismos trucos cinematográficos que Wan empleó en la original e incluso repite algunos de los infames  trucos de cámara de la película, jugando en su contra, ya que si eres fanático de la franquicia vas a saber perfectamente por donde aparecerá el “jump scare” de turno.


Tanto las perturbadoras revelaciones sobre el pasado de Elise y los misteriosos desarrollos en el presente son  más impactantes emocionalmente gracias a la actuación de Lin Shaye, que sin duda, es lo mejor de la película, además se establece como un ícono de terror con su trabajo aquí. Si bien INSIDIOUS: LA ULTIMA LLAVE no revela demasiadas capas emocionales  para el personaje de Elise Rainier, proporciona un contexto significativo para su modo de pensar y su comportamiento en las otras películas.Shaye, como lo hizo en la tercera entrega, se pone a la altura de las circunstancias y maneja hábilmente los intensos desafíos emocionales presentados aquí, así como los momentos más “tranquilos” de la película. Gracias a la actuación de Shaye (que es del tipo que generaría rumores en los premios cinematográficos si no estuviera en una película de terror).


Specs y Tucker (Whamell y Sampson) son añadidos a la historia simplemente cuando se trata de proporcionar alivio cómico en la historia, pero tienen una buena química en pantalla con Lin Shaye.Los otros miembros de la familia Rainier, incluidos los padres de Elise, Gerald (Josh Stewart) y Audrey (Tessa Ferrer) en los flashbacks de la película, son en su mayoría bidimensionales y sirven para mover a Elise a lo largo del arco de su personaje en la película. Mientras tanto, el veterano actor de películas de monstruos Javier Botet (también conocido por interpretar criaturas en películas como MAMA o el Crooked Man en EXPEDIENTE WARREN 2) ofrece una actuación realmente estrafalaria y terrorífica como el villano “Keyface”aquí, a pesar de que el villano en sí carece de los toques que hicieron memorables monstruos como "El hombre que no puede respirar" o "Lipstick-Face Demon" en las películas anteriores de INSIDIOUS.


En definitiva y resumiendo: Teniendo todo en cuenta, INSIDIOUS: LA ULTIMA LLAVE triunfa como sentido de cierre a la franquicia y logra conectar las cuatro películas de la serie de terror juntas. La película no es tan revolucionaria las anteriores (posiblemente en calidad, sea la peor parada) y no cambia las reglas del juego en ningún momento, pero proporciona una recompensa a los espectadores que les gusta el personaje de Lin Shaye, realmente los que abandonaron la saga después de la secuela no necesitan volver a la franquicia por una razón de peso. En cuanto a los que se han quedado con la franquicia hasta ahora, nuestro consejo es que disfruten esta entrega sin demasiadas pretensiones, y simplemente para pasar un buen (mal) rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario