The Upside (2017)


Remake norteamericano del gran éxito del cine francés "INTOCABLE" (2011), que aborda la relación que se desarrolla entre un parapléjico (Bryan Cranston) y un desempleado con antecedentes criminales (Kevin Hart) que es contratado como asistente personal para ayudarle en el día a día.

Kevin Hart ha tenido un inicio de año un poquito duro. Renunció como anfitrión de los Oscar, y su reputación se ha visto afectada por los comentarios insensibles que hizo, por su propia admisión, como un joven cómico sobre la comunidad LGTB. Independientemente de lo que piense de él, ha demostrado ser un comediante con talento, un actor que recauda en taquilla y que ofrece rendimiento de las inversiones de los estudios. THE UPSIDE (2017) fue una oportunidad para romper con un papel cómico mientras interpreta a un personaje con motivaciones de la vida real y fallos humanos. La controversia de errores pasados, sin embargo, puede eclipsar el primer paso en una progresión natural hacia papeles más serios, como en las filmografías de cómicos como Robin Williams, Will Ferrell y Eddie Murphy.


THE UPSIDE está dirigida por Neil Burger. Es un remake de una película francesa para sentirse bien, titulada INTOCABLE basada en la historia real del adinerado empresario corso francés Phillippe Pozzo di Borgo y su cuidador franco-argelino Abdel Sellou. La película se estrenó originalmente en el TIFF en 2017 y ha estado atrapada en el limbo de Hollywood desde que se vio envuelta en el escándalo de acoso sexual de Harvey Weinstein cuando aún estaba bajo el ala de la Compañía Weinstein. Por lo tanto, al ser estrenada en USA en enero de este año, el listón que se había creado con la película ha quedado reducido.


El drama cómico no reinventa la rueda, pero no tiene que hacerlo; sólo debe mantener un entretenimiento constante. La película ofrece algunos buenos momentos cómicos, que se basan en gran medida en la improbable química de los dos protagonistas. Cranston siempre ha tenido la habilidad innata de conectarse con los espectadores. El papel de Hart no es similar a los papeles dramáticos como Robin Williams en EL INDOMABLE WILL HUNTING (1997) o incluso en GOOD MORNING VIETNAM (1987), pero es un papel que hace que haga más de lo que suele hacer normalmente. Claro, hay momentos en que ves la actuación estándar de Hart, pero también te “vende” el hecho de que él es un padre con mala suerte, se preocupa por su hijo mientras trata de llegar a fin de mes. Kidman tiene el papel usual para un personaje secundario, donde no dudará ni por un segundo dónde se encuentran sus verdaderos sentimientos.


El guion de THE UPSIDE no profundiza demasiado en la realidad del cuidado de un hombre que ha perdido la sensibilidad y el uso de todo lo que está debajo de su cuello. Se preocupa más por la estética, lo que lo hace sentir mejor acerca de la situación en la que se encuentra Cranston, mientras se preocupa por el resultado de su propia perspectiva limitada. Después de todo, esto no pretende ser LA ESCAFANDRA Y LA MARIPOSA (2007). Siempre es más agradable sentirse confinado en una silla de ruedas con mucho dinero que mostrarle a alguien confinado en una silla con familiares que luchan por llegar a pagar las interminables facturas del hospital (que siempre es más rentable para los estándares de Hollywood).


En definitiva y resumiendo: THE UPSIDE quiere ser una película para hacer sentir bien a los espectadores, que quieren reírse (sin pedirle a los espectadores que se preocupen demasiado, para que puedan olvidarse de sus propios problemas). La película nunca se siente lenta, funciona enérgicamente, tiene momentos cómicos buenos, y lo convierte en una película agradable, incluso si se adentra en clichés clásicos de comedia de un dúo extraño que tiene que aguantarse el uno al otro. Sí, se ha hecho antes, se volverá a hacer y se hace bien aquí. No hay nada de malo si una película sabe lo que es y no pretende ser más de lo que es.

Comentarios