lunes, 19 de noviembre de 2018

Blood Fest (2018)


Un rebaño de fans acude a un festival en el que se dan cita las películas de terror más icónicas solo para descubrir que el carismático presentador que cubre el evento esconde una agenda diabólica. A medida que los espectadores comienzan a morir, tres adolescentes especialistas en el género, pero con poco sentido práctico, deben unirse y pelear juntos contra todo tipo de monstruosidades y hombres locos.

Si estás buscando una película de terror seria y aterradora para ver, seguramente esta película dirigida por el guionista / director Owen Egerton y titulada BLOOD FEST (2018) no sea para ti. Pero si estás de humor para una comedia de terror que mantiene el humor y el derramamiento de sangre a un ritmo constante, eso es lo que te ofrece BLOOD FEST es sus 92 minutos de duración.


Repleta de referencias a otras películas de terror y con personajes que saben mucho sobre el género, la película de Egerton tiene el mismo estilo de películas como SCREAM (1996) y UNA PANDILLA ALUCINANTE (1987). También es una mezcla de diferentes monstruos como la última película, pero actualizado para una nueva generación de espectadores. UNA PANDILLA ALUCINANTE era una película que lanzaba un homenaje a los monstruos clásico de la Universal mientras que BLOOD FEST está más centrado en el terror de los años 80 hasta el presente. Debido a al estilo y a la forma en que se presentan sus monstruos y psicópatas, esta película me hizo pensar en THE FUNHOUSE MASSACRE (2015).Todos los actores manejan sus papeles bastante bien, pero el más destacado para mí fue Jacob Batalon, quien roba escenas con sus habilidades de comedia, como lo hizo en SPIDER-MAN: HOMECOMING (2017) y Doubek, cuyo personaje es el de un actor de películas de terror que odia su propio trabajo.


Con los psicópatas armados con cuchillos, los zombies (que están siendo controlados como si estuvieran en un videojuego, una idea que encontré que es genial) y los vampiros chupadores de sangre (con una genial explicación de porque están allí)  persiguiendo a los protagonistas, los personajes se dan cuenta de que el camino para sobrevivir a este escenario es jugar según las reglas del horror, que permite referencias a cosas como los sustos de James Wan y las reglas de zombies de George A. Romero, e incluso sumergirse en la mitología de un “slasher”, que incluye discusiones sobre elementos innecesarios dentro del género (como los reboots).Es probable que los fanáticos del horror se entretengan con la cantidad de referencias sobre el cine de terror.


También es muy entretenido el número de muertes sangrientas, con un buen uso del maquillaje y con una cantidad de sangre generosa. Walsh solo tarda 20 minutos en sacar a los psicópatas por el parque (con una escena muy buena) y que nos deja una hora llena de acción y diversión.


En definitiva y resumiendo: No hay mucho más allá en BLOOD FEST más allá de la acción y las referencias, y si intentas profundizar puedes encontrar que la película parece extrañamente ambivalente sobre el horror; Entonces, ¿el género es una distracción divertida de la tragedia de la vida real, o puede crear asesinos? BLOOD FEST tiene ambas formas ... Pero podrías dejar a un lado esa confusión y disfrutar de la esta gran locura que ofrece la película.


No hay comentarios:

Publicar un comentario