miércoles, 14 de noviembre de 2018

Hunter Killer (2018)


Un capitán de submarinos norteamericano hace equipo junto a los Navy Seals para intentar rescatar al presidente ruso, secuestrado por un general traidor.

Gerard Butler está de vuelta, pero esta vez es un capitán de submarino llamado Joe Glass. Aunque para ser justos, Glass no es tan diferente del personaje que interpretó en las otras películas en las que intentó rescatar a un presidente y demás. Es otro tipo duro que tiene que salvar a alguien de un montón de malos. Sin embargo, en HUNTER KILLER (2018) parece que todavía lo está pasando bien con la acción de las profundidades marinas. Dirigido por Donovan Marsh, el resto del reparto cuenta con algunos buenos intérpretes como Gary Oldman, Common y Linda Cardellini, así como un joven elenco de tipos duros listos para correr en silencio y atacar silenciosamente. Con un comienzo un poco desordenado (que puede hacer que el espectador arrugue la nariz) esta película de acción bajo el agua logra aportar un poco de energía a la trama de la fórmula. Y, francamente, la última mitad de esta película es bastante buena.


Vamos a empezar con lo negativo. La secuencia de apertura de HUNTER KILLER es realmente mala. Realmente no hay manera de evitarlo. Ese momento en el que un submarino es derribado parece ridículamente falso, y solo está ahí como escenario de toda la película. Un aspecto bueno es que no revela demasiado sobre el porqué de la situación. Sin embargo, después de eso, las introducciones de caracteres estereotipados llegan a donde convencen a Glass para que haga el trabajo. Al principio las cosas se ven bastante negras para este thriller de acción submarina. Sin embargo, alrededor de media hora, el viaje se vuelve estable y agradable.


En lo que respecta a Butler, el actor podría desempeñar este papel mientras duerme. Es carismático como Joe Glass, y tiene una presencia dominante, así que crees que podría ser un capitán de submarinos creíble. En cuanto al elenco joven, todos los actores están bien, pero las actuaciones están estrictamente al servicio de la trama. De hecho, tan entretenida puede ser esta película, que después de verla puede que sea olvidada por el espectador. Este es el tipo de películas que se ven con un refresco y palomitas. Sin embargo, era casi imposible recordar mucho de lo que sucede en esta película de dos horas después de verla.


La mejor parte de HUNTER KILLER es su última media hora, donde impresionantemente, la acción se acumula y el rescate definitivo está repleto de una acción convincente, mientras que los efectos que fueron tan horribles en los primeros minutos parecen mejorar después. En última instancia, lo que tienes es un relato predecible, pero a veces intenso, de intriga internacional. Y, francamente, me divertí más con Butler aquí que en su anterior película titulada JUEGO DE LADRONES (2018).


En definitiva y resumiendo: HUNTER KILLER está lejos de ser una película perfecta. Sin embargo, no intenta ser mucho más de lo que es, una película “palomitera” con Gerard Butler haciendo lo suyo. Si eso te suena bien, posiblemente pases un buen rato con la historia. El mayor problema con esto es que es simplemente tan olvidable. Dicho esto, si la viera en Netflix, sin duda desconectaría y disfrutaría del viaje. Si estás buscando una gran película de acción, no la encontrarás aquí. Sin embargo, HUNTER KILLER gustara a los fanáticos de las aventuras submarinas que disfrutaron con obras como LA CAZA DEL OCTUBRE ROJO (1990) o MAREA ROJA (1995)


No hay comentarios:

Publicar un comentario