miércoles, 16 de enero de 2019

Sorry To Bother You (2018)


Un vendedor telefónico con problemas de autoestima descubre la clave para el éxito en el negocio. Pero cuando empieza a subir escalones en la compañía, sus amigos activistas denuncian prácticas laborales injustas.

Si eres fanático del humor negro y absurdo, la sátira mordaz y los toques de ciencia ficción e incluso del realismo mágico, entonces SORRY TO BOTHER YOU (2018) será un verdadero placer. Hay tanto que entender en esta película que solo puedo decir que la tienen que ver por vosotros mismos. Es divertida y es tan estilizada que es fácil dejarse llevar por una falsa sensación de absurda seguridad, pero la narrativa entremezcla el humor excéntrico con el ocasional ataque de las metáforas de la realidad de la misma manera que películas recientes como DEJAME SALIR (2017) o INFILTRADO EN EL KKKLAN (2018) lo han hecho tan bien.


Los temas del capitalismo, los privilegios de los blancos, las relaciones raciales, la esclavitud y la falsa conciencia prevalecen en gran medida, y es una prueba de la buena ejecución de la imagen que una película que se centra en esos temas importantes puede ser tan clara y placentera. No hay duda de que la película posee su propio ritmo, que requiere un rato para aclimatarse, pero una vez que te conformas con el viaje único, produce una experiencia muy gratificante.
Parece que ha habido algunas películas en el 2018 que no han podido combinar sus ambiciosas narrativas con una gran ejecución, pero lo mejor de SORRY TO BOTHER YOU es que se siente controlada, concisa y conceptualmente sensata hasta el final. Claro, el realismo mágico y los elementos absurdos quizás tengan un poco más de margen de maniobra, especialmente cuando la trama comienza a aventurarse en un territorio muy insano, pero eso solo significa que el director Boots Riley debe ser elogiado por la percepción de qué tipo de historia encuadra su mensaje. necesitaría. Es una locura de película, pero no te vas a arrepentir de verla.


Con actuaciones destacadas en películas como STRAIGHT OUTTA COMPTON (2015) y DEJAME SALIR (2017) Lakeith Stanfield realmente está consiguiendo un buen currículum. Como Cassius Green, rezuma una extraña especie de magnetismo incómodo que atrae al espectador. Hay una especie de intensidad en su desempeño que no es melancólica ni exagerada, sino más bien empática e intrigante. Su ritmo cómico es excelente, al igual que su capacidad de interpretarlo de manera directa para ayudar a equilibrar las secciones más locas.


Tessa Thompson ofrece una destacada actuación como la novia de Cassius, Detroit (sus padres querían darle un nombre estadounidense, como ve). Ella es radical, feminista, artista de performance (atención a la escena de la exposición) y activista que se opone a la corporación para la que Cassius se encuentra trabajando, y ciertamente agrega algo de energía femenina interesante a los procedimientos.


La película está salpicada de actuaciones de secundarios de alta calidad por actores como Jermaine Fowler, Danny Glover, Steven Yeun y, en particular, Armie Hammer (desatado) como el jefe hedonista de la corporación WorryFree. Incluso muchas de las contribuciones fuera de la pantalla (pero importantes) están dadas por nombres de alto perfil como Lily James, Patton Oswalt, Forest Whitaker y Rosario Dawson, una característica increíblemente interesante para una participación realmente pequeña.


En definitiva y resumiendo: Estoy seguro en decir que SORRY TO BOTHER YOU es diferente a todo lo que he visto en los últimos tiempos. Una sátira abrasadora de algunos temas serios en realidad, ​​que de alguna manera se sienten enérgicos y realmente divertidos al mismo tiempo. Puede que sea un poco demasiado peculiar y poco convencional para algunos, pero si estás dispuesto a estar en línea con su estilo y ritmo, es una verdadera joya que invita a la reflexión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario