Nosotros (2019)


Adelaide Wilson es una mujer que vuelve al hogar de su infancia en la costa junto a su marido, Gabe y sus dos hijos para una idílica escapada veraniega. Después de un tenso día en la playa con sus amigos, Adelaide y su familia vuelven a la casa donde están pasando las vacaciones. Cuando cae la noche, los Wilson descubren la silueta de cuatro figuras cogidas de la mano y en pie delante de la vivienda.

Cuando un nuevo director aparece por la puerta grande, como ocurrió con Jordan Peele, quien ganó la aclamación critica, la taquilla y un Oscar por DEJAME SALIR (2017), su seguimiento con su nuevo trabajo tenía las expectativas bastante altas. Luego de su preestreno mundial en el festival de South by Southwest en Austin, los críticos americanos no dudaron en calificar a NOSOTROS (2019) como un nuevo clásico de terror, y algunos incluso utilizaron la palabra "obra maestra" en sus críticas. Si bien uno siempre debe recibir ese tipo de elogios con una cierta cautela (una película necesita sobrevivir a la prueba del tiempo para que realmente se la llame una obra maestra). La película demuestra que Peele, es capaz de hacer bien las cosas (en ocasiones) y simplemente tener su nombre en el título de la película es un verdadero negocio en lo que se refiere al género de terror en lo que se refiere en la taquilla.


La verdad es que Peele podría haber tomado el camino fácil y haber realizado DEJAME SALIR 2 y haber recaudado millones, pero en vez de eso ha intentado hacer algo mucho más ambicioso. Fanático de la serie clásica LA DIMENSION DESCONOCIDA (en la medida de que es responsable de su reboot en TV que estrena en CBS próximo mes), Peele realiza una alegórica alegoría estadounidense con su última película, un thriller que hace bien ciertas cosas, evitando los trucos fáciles en forma de “Scary Jump”, pero también disciplinado en lo que respecta al terror real, mientras que el escaso gore se usa con bastante moderación.


Peele permite que la tensión se acumule lentamente en el espectador, utilizando un genial preludio en 1986 para sembrar los enigmas para lo que vendrá más adelante. Aquí nos encontramos con el personaje de Adelaide interpretado por Lupita Nyong'o cuando era niña (con Yahya Abdul-Mateen II de AQUAMAN como su padre), donde le sucede algo espeluznante en el paseo marítimo que, aunque no sabemos exactamente qué es, produce suficientes cicatrices interiores en el personaje, por lo que se siente incómoda volviendo al mismo lugar treinta y dos años después con su familia.
Antes de sumergirse en el “horror”, Peele nos da tiempo para conocer a esta familia, con Nyong'o, la madre sobreprotectora de su hija deportista e inteligente (Shahadi Wright Joseph) y su hijo más protegido (Evan Alex). Winston Duke, en un papel que está muy lejos de su personaje M’Baku en la película BLACK PANTHER (2018), es el típico marido simpático, que está ansioso por divertirse en el verano con su familia y pasar el rato con una familia yuppie amiga suya cuyo matrimonio está compuesto por el actor Tim Heidecker y la actriz Elisabeth Moss).


El reparto es perfecto, ya que la familia Wilson es una familia muy agradable. Una vez que el horror entra en acción, y se encuentran con sus silenciosos “doppelgängers”, la sorprendente actuación se vuelve realmente evidente, y cada uno tiene que ser vulnerable, como Winston Duke haciendo de Gabe Wilson y siendo amenazante (como Abraham). En particular, es interpretar “el día y la noche” en sus respectivos roles. Lo más importante es que te cae bien la familia y quieres que sobrevivan, que es lo más importante en una película como esta.


Sobretodo en el sublime primer acto y un “entretenido” segundo acto, NOSOTROS es un thriller de terror aceptable. El gran y gravísimo problema viene a partir del tercer acto donde parece que Jordan Peele tenia problemas desatascando el w.c de su casa y decidió poner a un mono a escribir la última parte del guion. El tercer acto es posiblemente una tomadura de pelo para cualquier espectador con un poco de cultura cinematográfica que se esta dando cuenta de que la historia se parece demasiado a un clásico del cine de ciencia ficción (del que no diré el titulo) y dándonos un clímax que realmente trata de inepto a cualquiera que este disfrutando la primera hora de NOSOTROS. Las absurdas escenas se unen para darnos un “giro sorpresa” que es fácil de adivinar y nada sorprendente, que hace que la película se convierta en una de las mayores decepciones del 2019 (y eso que estamos en Marzo).


En definitiva y resumiendo: En un mundo perfecto, NOSOTROS hubiera tenido un tercer acto al nivel de lo anterior visto, pero eso no va a suceder. Como resultado, me quedo con los primeros 60 minutos de la historia. Lo más importante es que lo he estado pensando mucho desde que la vi, y esta podría ser la clase de película que la gente vera debido a los sentimientos encontrados entre las opiniones de quien la hayan visto. Cualquiera que sea el caso, la mejor forma de disfrutar NOSOTROS es poner una alarma en el reloj e irse de la sala de cine una vez cumplida la hora y crear tu propio final, en vez de quedarse y que directamente el director Jordan Peele se ría en la cara de los espectadores y nos trate como auténticos gilipollas, con una cantidad de agujeros e incógnitas en el guion que son completamente bochornosas. Admito que el Sr. Peele tiene facultades para crear tensión y buenas escenas (repito, el inicio es acojonante) pero no puede permitirse abandonar lo bien realizada que estaba la primera hora, para que su segunda hora sea la comedia involuntaria que nadie quiere ver, con un final que es un autentico “acabose” y una tomadura de pelo.

Comentarios