miércoles, 22 de mayo de 2019

La Viuda (2018)


Frances (Chloë Grace Moretz) es una dulce e ingenua joven que, tras la muerte de su madre, se muda a Manhattan. Cuando encuentra en el metro un bolso extraviado, decide entregárselo a su legítima dueña, Greta (Isabelle Huppert) una pianista viuda con una desesperada necesidad de compañía. Rápidamente se convierten en amigas, pero su amistad cambia cuando se descubren las siniestras intenciones de Greta.

LA VIUDA (2018) tiene un buen pedigrí bastante al género del suspense. Protagonizada por Isabelle Huppert en el papel principal y dirigida por Neil Jordan (es su primera película desde la interesante BYZANTIUM), y con Jordan y su estrella principal apoyándose en el potencial de la premisa. El resultado es ciertamente una película de suspense de categoría B, pero una película con momentos muy interesantes y con un ritmo rápido y le da a Huppert la oportunidad de comerse la pantalla en cada escena que aparece.


Sin embargo, hay un problema importante: LA VIUDA no provoca ningún tipo de terror. La película de Jordan es tan cursi que se presenta más como una comedia negra que como el thriller psicológico que se está vendiendo al público. Desde el principio, el personaje de Moretz parece ser increíblemente ingenuo, con Huppert enviando “alertas” casi al segundo en que entra en su apartamento. Esto me hace pensar que quizás Jordan pretendía esto como una semi-parodia del género, hasta Maika Monroe como la inteligente compañera de cuarto de Moretz, una niña rica que, en los últimos momentos roba la película, aunque Huppert lucha sus dientes y uñas por todos sus grandes momentos (como en el restaurante).


El hecho de que LA VIUDA nunca indique claramente sus intenciones llevará a reacciones negativas por parte de críticos y fanáticos del género, suponiendo que aparezcan (bastante dudoso). Será demasiado tonto para cualquiera que espere una película de terror, pero si te gusta la diversión “curiosa”, esta película es para ti. Huppert con su papel de Greta, al principio funciona como una mujer europea elegante (francesa para más señas), antes de que las cosas se tuerzan tanto para ella como el personaje de Moretz. En un guiño a su propia filmografía, Jordan le da a su protagonista habitual, Stephen Rea, un cameo como detective privado.


En definitiva y resumiendo: LA VIUDA es una película tonta, pero intencionadamente. Los espectadores que esperan terrores más directos no lo apreciarán, ni los defensores del ahora género de terror artístico (tipo HEREDITARY), ya que, a pesar del pedigrí, eso no es lo que es. Es un retroceso al melodrama de suspense de principios de los 90´s. Todas las actrices y actores parecen estar divirtiéndose, y la verdad sea dicha, yo también me divertí viendo este largometraje.



No hay comentarios:

Publicar un comentario