A los gatos, ni tocarlos: Un asesino en Internet (2019)


Los brutales vídeos de un retorcido criminal llevan a un grupo de internautas a comenzar una compleja y arriesgada búsqueda para dar con él, una investigación que los adentrará en un siniestro submundo.


Como dueño de tres gatos, puedo decirte con cierto grado de confianza que vas a cabrearte viendo esta miniserie documental. Pero esta docuserie de tres capítulos titulado A LOS GATOS, NI TOCARLOS: UN ASESINO EN INTERNET (2019) aunque sin duda prefiero su título original “Don't F * ck With Cats: Hunting An Internet Killer” y lanzado a través de la plataforma digital de Netflix es muy interesante. En tres episodios, narra los crímenes sádicos a animales y después de un ser humano del asesino canadiense Luka Magnotta y los amantes de los gatos expertos en Internet que ayudaron a rastrearlo después de que publicó un video en YouTube titulado "1 boy 2 kittens" que sinceramente sin ser grafico en el documental, se me revolvió el estomago y me hizo pasar un mal rato.


Dado que la crueldad hacia los animales es casi siempre un precursor de la crueldad hacia los seres humanos, la comunidad en línea que comenzó la cacería humana sabía en algún nivel que estaban detrás de un asesino en serie en un futuro. Las profundidades de la depravación de Magnotta son impactantes; sus crímenes se intensifican contra los gatos (intentando provocar a la gente que lo perseguía digitalmente) y luego matar y desmembrar al estudiante chino Lin Jun (y grabando un video para publicarlo en las redes) aparte de enviar sus manos y pies por correo a escuelas primarias y oficinas federales del partido político en Vancouver, en un gesto de provocación y vanidad absoluta.


Esto, de alguna manera, ayuda al tono algo impertinentes de la docuserie, dado el tratamiento directo, tal vez hubiera sido demasiado sádico, demasiado atroz para calificar como cualquier tipo de entretenimiento. Tal como están las cosas, al optar por centrarse en los improbables detectives aficionados que contribuyeron a la captura de Magnotta de una manera claramente moderna y poco convencional, la docuserie logra localizar lo que es fascinante sobre el caso más allá de su evidente terror humano. Al igual que algunos de los esfuerzos recientes de Netflix en este campo, A LOS GATOS NI TOCARLOS es una prueba de que hay nuevas historias de crímenes reales que contar y de nuevas maneras; Si bien las atrocidades que los seres humanos son capaces de cometer siguen siendo sorprendentes, también lo hacen las formas en que las personas con una mentalidad correcta que se movilizan para frustrarlas.


Estructuralmente, estamos ante un ejercicio de thriller psicológico que engancha al espectador desde el primer momento (he visto los tres capítulos seguidos) sobre todo debido a las entrevistas que se les realizan a diferentes personas que estuvieron metidas en el caso, pero más enfocándose en los dos detectives aficionados y amantes de los animales (a mi la mujer, realmente hay escenas que me he sentido identificado) aunque sin tener una entrevista al propio Magnotta pero si a su madre, una mujer que, básicamente, no puede defender a su sádico hijo o básicamente fue engañada por él. También esta muy bien la narración, ya que utiliza varios giros, en la forma en la que Magnotta huye de la ley, lo que es una montaña rusa para el espectador.


En definitiva y resumiendo: A LOS GATOS NI TOCARLOS: UN ASESINO EN INTERNET es una fascinante docuserie sobre la psicología de un asesino vanidoso (hasta límites insospechados) y los amantes de los gatos que ayudaron a localizarlo, aparte de una critica del efecto Internet sobre las personas. Algo necesario para el público, tanto por el tema como por los métodos y que recomiendo encarecidamente.

Comentarios