Asia Presenta: Un Día (2017)


De regreso a casa, Jun-young contempla un accidente en la carretera. Una de las víctimas es su propia hija. A partir de aquí, la escena se le repite, como un fatídico loop, como un trauma del que no puede escapar. Con la ayuda de un paramédico que ha perdido a su mujer, Jun-young intentará salvar lo inevitable, y salir de esa funesta jornada, que se reitera como una versión perversa del día de la marmota.


Es cierto que siento debilidad por las películas que contienen bucles en el tiempo. Especialmente cuando estos se intensifican correctamente, simplemente disfruto viendo el mismo escenario con nuevos detalles y desarrollos. La última película que recuerdo que me gusto bastante fue AL FILO DEL MAÑANA (2014). Con UN DIA (2017) los surcoreanos demuestran que también saben manejar este tipo de historias.


UN DIA tiene un ritmo realmente frenético, en especial al principio. En pocos minutos, se establece la situación básica, se localizan los personajes más importantes y se introducen los primeros momentos clave, cuya repetición, en variaciones siempre nuevas, hace que el fanático de las películas de bucles en el tiempo se regocije. El niño que casi se ahoga con un caramelo, la joven de la caseta en el peaje de la autopista, aunque los primeros cambios en los procesos ya tienen lugar en el segundo acto. La película del director y guionista Sun-ho Cho puede repetir el proceso innumerables veces. Montada de manera inteligente y pronto solo enfocándose en los puntos clave, UN DIA te deja poco a poco sin aliento, similar a los esfuerzos del personaje de Myung-Min Kim para llegar al punto de encuentro con su hija más rápido. Y aunque no hay acción en el sentido real, el dinámico lenguaje visual asegura una verdadera descarga de adrenalina. Cuando aparece otro hombre que también está atrapado en un bucle en el tiempo, UN DIA de repente aumenta en complejidad. Además, ambos personajes se unen para escapar del ciclo del tiempo, que debido a varios giros de guion introduce nuevas ubicaciones en la película.


Y a partir de ese momento UN DIA cambia significativamente. Porque el frenesí de la acción se convierte en un drama que se trata de la culpa, expiación, pérdida y venganza. La dinámica entre los personajes se vuelve más interesante. Sobre todo, en la relación entre los dos personajes principales, donde el bucle en el tiempo empieza a quedar en un segundo plano, asumiendo una emocionalidad más fuerte, bajando el frenetismo sobre todo en su tercer acto. Todo esto para un final que (como no) intenta ser dramático, como muchas de las películas coreanas. Aparte de eso, UN DIA tiene un presupuesto ajustado, y exceptuando un accidente automovilístico muy bien filmado, se nota la diferencia con otras producciones coreanas de más presupuesto. El elenco funciona perfectamente, con Myung-Min Kim y Yo-Han Byun teniendo una química en pantalla que es muy creíble, a pesar de que ambos están en un bucle temporal.


En definitiva y resumiendo: Las películas sobre bucles temporales generalmente se caracterizan por el hecho de que ofrecen un escenario que se repite constantemente con las mismas ubicaciones y personajes, que el personaje principal tiene que atravesar de alguna manera para salir de tal bucle. UN DIA abre nuevos caminos aquí haciendo que el bucle sea cada vez más difuso y, sobre todo, significativamente más complejo con cada personaje cuidadosamente introducido. Nuevas ubicaciones, eventos y, sobre todo, personajes se agregan constantemente. Esto extiende significativamente la acción inicialmente simple al salvar a la hija de Kim Jun-young. Como resultado, UN DIA termina convirtiéndose en algo más que solo romper el ciclo de tiempo. Esto también va de la mano con un cambio fundamental en la película, que cambia fácilmente de la persecución casi sin aliento al drama emocional, pero sin perder intensidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario