El Faro (2019)


Una remota y misteriosa isla de Nueva Inglaterra en la década de 1890. El veterano farero Thomas Wake (Willem Dafoe) y su joven ayudante Ephraim Winslow (Robert Pattinson) deberán convivir durante cuatro semanas. Su objetivo será mantener el faro en buenas condiciones hasta que llegue el relevo que les permita volver a tierra. Pero las cosas se complican cuando surjan conflictos por jerarquías de poder entre ambos.


Parece que la productora A24 esta haciendo mejor las cosas que su semejante Blumhouse, y solo hay que ver en como le esta dando suerte al actor Robert Pattinson con las películas GOOD TIME (2017) o HIGH LIFE (2018). En cuanto al director Robert Eggers, su largometraje LA BRUJA (2015) lo coloco en el mapa como un director a seguir dentro del nuevo genero del terror y que ayudo al estudio a también hacerse un nombre dentro del mundo cinematográfico.


EL FARO (2019) debería mantener el estilo de la productora A24, pero, al igual que LA BRUJA, espera que esta sea una película que guste a los críticos, pero seguramente dividirá a los fanáticos del terror. De hecho, en muchos sentidos, EL FARO no tiene casi ni terror, aunque hay suficiente sangre y suspense para que sea clasificable en ese género. Más bien, el terror aquí es psicológico mientras vemos a nuestro protagonista, el aprendiz de farero interpretado por Robert Pattinson, empieza a perder la cabeza debido al aislamiento de su nuevo trabajo como con un jefe impredecible, el viejo perro de mar interpretado por Willem Dafoe.


Eggers tiene un estilo único y, en todo caso, es aún más audaz en términos de imagen de su anterior película, sino que aquí opta no solo por la relación de aspecto 1: 33: 1 (ahora de moda), sino también por la nítida fotografía en blanco y negro de 35 mm, lo que la hace ser casi una película de los años cuarenta, aunque mezclada con una fuerte dosis de David Lynch en sus comienzos. Los únicos dos actores en pantalla casi en la totalidad de la película, Pattinson y Dafoe ofrecen unas actuaciones increíbles. Dafoe parece estar divirtiéndose como el farero que constantemente se tira pedos y soltando frases proféticas. Ojalá alguien piense en Dafoe como Long John Silver si se hiciera una nueva adaptación de LA ISLA DEL TESORO.


Al final, sin embargo, este también es el “show” de Pattinson, con su misterioso aprendiz como protagonista, aunque serán misterios cuyas motivaciones nunca están del todo claras. Lo seguimos mientras se dedica al trabajo rutinario de manejar un faro, con el vigilante mayor de Dafoe acaparando con avidez el único trabajo “entretenido”, manejar el faro. A Pattinson lo seguimos mientras la ira y la desesperación comienzan a hacer mella y empieza a tener fantasías un poco bizarras. La falta de cordura tarda un tiempo en ocurrir, con una buena hora más o menos antes de que EL FARO comience a aumentar la tensión. Si bien no hay una imagen tan icónica como Black Phillip en LA BRUJA, hay otro animal que continúa la tendencia de Egger y que sirven como heraldos de la fatalidad. Cuando Pattinson comienza a desvariar, es creíble y esta es otra gran actuación para el ex ídolo adolescente.


En definitiva y resumiendo: EL FARO no será para todos, con un énfasis en el arte sobre el terror. Sin embargo, si el espectador está dispuesto a tener un poco de paciencia, será recompensado con una historia de locura profundamente inquietante, que cuenta con algunas imágenes realmente impresionantes y dos actuaciones perfectas. Puede incluso que se convierta en una pieza de culto para un cierto público, pero posiblemente no tendrá tanta aceptación entre el público como la tuvo LA BRUJA.

Resultado de imagen de THE LIGHTHOUSE 2019 GIF


Comentarios