Get Gone (2019)


Un grupo especializado en fraudes celebra una reunión en Whiskey Flat para encontrarse allí con problemas a causa de una compañía de extracción petrolífera que está causando estragos a las familias de la zona.



A veces cuando veo este tipo de película, me pregunto ¿Por qué lo haces? pero me respondo rápidamente a mi mismo, pensando que quizá a pesar de su horrible cartel promocional, o su sinopsis y posiblemente su baja nota en sitios web como IMDB sea un equívoco, y que realmente estamos ante una joya oculta que directamente no ha sido comprendida por el espectador. Seguramente mi respuesta sea totalmente errónea y mas con el conocimiento de que el mes de enero es el peor de los meses para lanzar una película, ya sea en cines o en VOD, porque las distribuidoras aprovechan el mes para ofrecernos largometrajes que pueden dar vergüenza ajena a cualquiera que las vea, y enero es como el vertedero de todas ellas, y como no, una de ellas es sin duda GET GONE (2019).



GET GONE es un largometraje de terror que se proyecto por primera vez en Julio, en un festival americano de cine que se llama “Action On Film” y desde entonces solo tuvo tres proyecciones mas en otros festivales, hasta que (Oh casualidad) ha sido lanzada en este mes de enero. Dirigida y escrita por Michael Thomas Daniel en su debut cinematográfico, puedo opinar tranquilamente al decir que si esta película fuera un proyecto de fin de Carrera de cinematografía en la Universidad… seguramente suspendería ya que es literalmente horrible. Desde la dirección hasta la producción (que seguro que fue poca) es completamente terrible y te haces preguntar ¿Qué hace Lin Shaye en esta película?  Cierto que, a pesar de estar convirtiéndose en un icono del terror en la última década, sus últimos largometrajes directos a VOD son una autentica basura. Y lo mejor de todo, es que incluso sabiéndolo (no creo que sea tonta) te hace un gran papel, consiguiendo ser lo único destacable de la película, pero sigo sin saber porque acepta esto.



La película intenta ser un refrito de otras historias como LA MATANZA DE TEXAS (1974), LAS COLINAS TIENEN OJOS (1977) y todos los sucedáneos que incluyen el terror “Paleto” y un bosque como escenario. Aparte de que el guion es insufrible, con escenas que duran mas que un calvario (por ej. La del campamento) sin ningún tipo de tensión, terror o algo por el estilo, y, por si fuera poco, hay una “casi” total ausencia de sangre y gore, como si el director pensara que sin hacerla tan violenta llegaría a más espectadores. La historia de la familia Maxwell (los matarifes de la historia) es explicada de una manera absurda, sin que el espectador sienta odio hacia esa familia de locos, a pesar de que Lin Shaye hace un buen papel, pero si GET GONE tiene que ser mencionada por algo es por los actores que realizan el papel de los dos hijos de la familia, que son los actores Weston Cage Coppola y Bailey Coppola. Ambos son respectivamente uno de los hijos del actor Nicolas Cage y el otro es sobrino del mismo actor (así que Weston y Bailey son primos) y este dúo (sobre todo Weston) han heredado la sobreactuación exagerada y llevada al límite de su tío. Obvio que el guion no ayuda y sobre todo porque ambos en la película representan que son albinos, pero como la producción y el presupuesto no seria muy alto, parece el maquillador de la película se fue al supermercado mas cercano y dijo: ¿Perdona, me puedes decir donde esta la crema solar mas barata? Y con esa misma crema embadurnar las caras de los dos actores (dios) para que todo fuera aun más horrible y ridículo (por cierto, hasta la barba de Weston es albina).



Da la sensación de que el director solo les decía a los actores: “Bueno, tenéis que ir de este punto a este otro” sin ningún tipo de ayuda y una vez rodada la escena simplemente decía ¡Corten! Para seguir a la siguiente escena. Llegar hasta el final de la historia sin que el espectador sufra es un completo logro y nadie es capaz de hacerlo (si lo hace, por favor comentario). A pesar de que hay un recuento de víctimas, cuando la familia mata a alguien, aunque lo acuchille durante 15 segundos no le salpica ni una puta gota de sangre ¿en serio?.



En definitiva y resumiendo: GET GONE es una autenticada follada mental, ya que hacia mucho tiempo que no sufría tanto para acabar una película. Aparte de que TODO (excepto Lin Shaye) parece haber sido creado en el mismísimo averno, si vais a la ficha de la película en IMDB veréis que tiene de nota general un 3,0 de un total de 142 personas. Pues 39 personas han votado con un 10 a esta película, lo que da a entender que el director Michael Thomas Daniel tiene 39 familiares que se merece una postal en las próximas navidades, dando las gracias por votar de esta manera. En serio, he visto muchas mierdas en mi vida, pero por favor, huid de esta como si no hubiera un mañana.

Comentarios