Mister Video: El Ejercito de Las Tinieblas (1992)


Inglaterra, siglo XIII. Las fuerzas del Mal ejercen su reinado en la Edad Media. Valerosos caballeros se disponen a entrar en desigual batalla, mientras los atemorizados campesinos se refugian tras los muros del castillo. Todo cambia con la inesperada llegada de un nuevo héroe llamado Ash (Bruce Campbell) provisto de sofisticadas armas y que dice provenir del siglo XX.


Algunos directores tienen la suerte de tener una musa, un actor con el que colaboran tan fácil e intuitivamente que eleva su trabajo a un nivel más alto que cualquiera de los dos podría lograr solo. Scorsese tiene a De Niro, Edgar Wright tiene a Simon Pegg, con Nick Frost como un plus añadido. El ying y el yang del director y el actor rara vez están tan intrínsecamente vinculados o tan hilarantemente abusivos como entre Sam Raimi y Bruce Campbell. Si alguien necesita un ejemplo de cómo una gran colaboración puede salvar una película, no busques más allá de la segunda secuela de la serie POSESION INFERNAL titulada EL EJERCITO DE LAS TINIEBLAS (1992). Porque nadie podría haber logrado este tipo de ambición absurda mejor que este dueto.


Con la excepción de la saga PHANTASMA de Coscarrelli, la trilogía de POSESION INFERNAL tiene la trayectoria más extraña de la visión de cualquier director. Comienza en 1981 como una sorpresa de bajo presupuesto (en su mayoría) sobre una cabaña llena de amigos que, sin saberlo, liberan un mal antiguo. Pensando solo en el estreno, un joven Sam Raimi y sus amigos de Michigan arrojan todo lo que tienen en este espectáculo de horror. Para sorpresa de todos, la película se convierte en un éxito en el floreciente mercado de VHS, y Raimi regresa 6 años después con TERRORIFICAMENTE MUERTOS (1987). Un medio remake, medio reboot, Raimi empareja al elenco y expande el mito, aumentando la locura por diez. El resultado es una combinación perfecta de terror y comedia, pero muy lejos de la primera película. En 1992, Raimi hace un giro a la izquierda aún más impactante con la próxima secuela, EL EJERCITO DE LAS TINIEBLAS. El director deja atrás la cabaña en el bosque llena de sangre y deja caer a su personaje principal casi 700 años atrás en el tiempo, pierde la mayoría de los elementos de terror y convierte la historia en una aventura de fantasía y comedia. En el papel, suena como una idea terrible, y probablemente lo hubiera sido si no fuera por el arma no tan secreta de Raimi, Bruce “Fucking” Campbell.


Sin embargo, el éxito improbable de EL EJERCITO DE LAS TINIEBLAS no se puede atribuir por completo a Bruce. El actor ha estado en más de una película horrible que ni siquiera su gran carisma ha podido salvar. Es la profesionalidad, el ingenio y el entusiasmo ilimitado de Sam Raimi lo que le permite a Campbell brillar realmente en la película. Raimi está íntimamente familiarizado con el estilo y las fortalezas de su amigo. Él sabe cómo desafiar a Bruce, sacar lo mejor de él y, lo más importante, abusar de él sin piedad. Prácticamente puedes sentir la alegría de Raimi con cada golpe, bofetada y caída en picado que hace que su estrella realice toma tras toma. Cuando Ash cabalga por un bosque, puedes apostar que Sam siempre está fuera de la pantalla, golpeando personalmente a Bruce en la cara con una rama. Es ese tipo de amor fraternal que eleva la bufonada a otro nivel.


Esto es un acto afortunado, porque más que la ambiciosa acción, los diseños de criaturas, la aventura y el “slapstick” está en el corazón de EL EJERCITO DE LAS TINIEBLAS. Los créditos iniciales se organizan ingeniosamente para leer "Bruce Campbell vs The Army of Darkness", pero el amor de Sam y Bruce por la comedia física de la vieja escuela se exhibe de manera tan prominente que bien podría ser "Bruce Campbell vs. Los hermanos Marx". También hay dosis de efectos de sonido de dibujos animados, juegos de palabras y un par de prótesis faciales que podrían haber salido directamente de “Tom y Jerry”. En manos de cualquier otra persona, la película sería un coñazo, pero Bruce y Sam lo dan todo con fervor, incluso los momentos más serios siempre tiene su punto de comedia.


En cierto modo, EL EJERCITO DE LAS TINIEBLAS podría ser uno de los cortos de 8 mm de Sam y Bruce, excepto con un presupuesto de 11 millones de dólares siendo un giro de 180 grados de lo que sería lo esperado. Sin embargo, en este entorno poco probable, Campbell nos ofrece su papel definitivo. Por un lado, Campbell está en plena forma física, lo suficientemente flexible como para sobrevivir a sus múltiples caídas acrobáticas, y lo suficientemente fuerte como para manejar las peleas de espadas coreografiadas (en la que solo tuvo un accidente en el que acabo en el hospital). Más importante aún, perfecciona la combinación de lo que hace que Ash sea tan divertido: bravuconería y habilidades para matar demonios. Se necesita talento para salir a la vez como un genio y un torpe al mismo tiempo, pero nadie ha dominado el arte de la bufonada como Ash. Causa tantos problemas como arregla, posiblemente más. Sin embargo, donde su cerebro, fortaleza y coraje podrían fallarle, Ash siempre puede contar con su mejor arma: su verborrea.


TERRORIFICAMENTE MUERTOS estaba llena de grandes líneas, desde el omnipresente "Groovy" hasta "¿Quién se está riendo ahora?”, pero la entrega de Campbell es tan puntual en EL EJERCITO DE LAS TINIEBLAS que cada palabra que sale de la boca de Ash se puede citar al instante. En serio, reto al espectador a que encuentre una sola línea de diálogo que Bruce no convierta en una joya. Incluso el cliché más trillado como "Oh, eso tiene que doler" puede provocar una sonrisa cuando lo dice.


En definitiva y resumiendo: EL EJERCITO DE LAS TINIEBLAS puede no ser la película que los fanáticos de POSESION INFERNAL pidieron, pero es la que necesitábamos. Consolidó a Ash como el último perdedor del terror. También muestra el poder de un equipo de director / actor verdaderamente colaborativo, donde cada uno eleva el talento del otro. Ni Sam Raimi ni Bruce Campbell habrían logrado el éxito que disfrutan hoy si no hubieran luchado juntos por esas películas de POSESION INFERNAL.

Resultado de imagen de Army of darkness gif

Comentarios