La Caza (2020)


Un grupo de personas, desconocidas entre sí, despiertan en un lugar deshabitado. Pronto se dan cuenta de que alguien intenta, literalmente, cazarlos como a animales.


EL MALVADO ZAROFF (1932), como arquetipo de género, siempre se ha utilizado como una metáfora para la división de clases, siempre y cuando la historia haya existido. Los ricos aburridos que cazan al ser humano oprimido, pero inteligente, son claves extremadamente convincentes para cualquier historia. Esto ha tenido un gran éxito en películas tan diversas como JUEGO DE SUPERVIVIENCIA (1994), con una actuación y peinado inolvidables de Ice T, hasta el divertido vehículo estelar para el actor de acción de los años 90 como BLANCO HUMANO (1993), o una loca película de John Leguizamo titulada UN TIO LLAMADO PESTE (1997). Hay algo inherentemente convincente sobre la idea de cazar a una persona que creo que se relaciona con la motivación. Michael Meyers da miedo porque nunca entiendes la motivación, ¿los ricos cazan a los pobres por aburrimiento? Eso da miedo porque es muy mundano. Todos hemos estado aburridos, y todos hemos imaginado lo que haríamos con recursos infinitos, por lo que hay algo inherentemente oscuro en llegar a la conclusión de "cazar seres humanos".


Otra cosa que debe mencionarse antes de entrar en esta película es su extraño viaje hasta el espectador por así decirlo. LA CAZA se suponía que obtendría un lanzamiento en cines en agosto de 2019, pero debido a un par de tiroteos masivos y ataques abiertos de varias figuras políticas en USA, la película se archivó. En un movimiento de marketing razonablemente astuto, Blumhouse se inclinó hacia este evento con el marketing, llamándola "la película más comentada que nadie ha visto". La película es una sátira política, y reproduce el discurso político actual metafóricamente, pero no es tan corrosiva como se cree, y mucho menos para justificar el alboroto que la rodeo en su momento. De todos modos, si esta película alcanza alguna vez la notoriedad de clásico moderno, la controversia será un motivo para recordarla.


El espectador no necesita mirar más allá de los personajes mismos, a ambos lados (tanto de los cazadores como de los cazados) para ver cuáles son las intenciones de los cineastas ya que cada personaje, excepto uno, no es más que un portavoz de diálogos simples y la mayoría de las representaciones de personas de cualquier afiliación política. Los secuestrados y cazados son representados como homófobos del medio oeste, trolls de podcasts, veteranos que odian a los "elitistas". Lo mismo ocurre con los izquierdistas, asegurándose de no usar palabras "desafiantes" y reconociendo el cambio climático y cuán horribles son las bebidas azucaradas. Habiendo reunido a un elenco como Ike Barinholtz, Emma Roberts y Glenn Howerton, el guionista y director Craig Zobel (Z FOR ZACHARIAH) no se molesta en profundizar en ninguno de ellos por el bien de una sátira verdaderamente incisiva, y la mayoría de los personajes existen simplemente como caricaturas de dibujos animados que se supone que debemos despreciar tanto que no podemos esperar para verlos muertos.


Y, para crédito de la película, ahí es donde está la diversión. Cada persona con la que nos encontramos es tan desagradable y tiene las personalidades de un troll de Twitter, que cuando llega el momento de sus muertes, viene con la dosis añadida de diversión absurda. Pero esto es puramente divertido en un nivel visceral y absurdo, con una primera media hora sorprendente, pero que también juega en su contra porque después de eso pierde un poco de fuelle. La película se mantiene en un primer nivel gracias al personaje de Crystal (Betty Gilpin), una mujer que está en el grupo de los que tienen que ser cazados pero que esconde más de una sorpresa (y que no voy a destripar). 


La actuación de Gilpin es fría y lo suficientemente entrenada para patear traseros como para superar fácilmente el desafío. Gilpin tiene un papel protagónico que mejora aún más en la forma en que eleva el desarrollo del personaje al inyectar un sentido del humor contundente y un impulso implacable que la hace fascinante de ver. Ella lo interpreta como una heroína de acción genial con un ingenio mordaz, lo que hace recordarla muchísimo a la actriz Jodie Cormer en la serie KILLING EVE. También se presenta en la película (aunque demasiado tarde) el personaje de Athena Stone interpretada por Hillary Swank que demuestra que sigue siendo una gran actriz, aunque sea haciendo un monologo sobre prepararse un sándwich.


En definitiva y resumiendo: LA CAZA me “atrapo” desde el primer momento. Quizá su crítica hacia la política flojea según pasan los minutos, su violencia funciona dentro del loco mundo en el que se desarrolla la historia y gracias a la gran actuación de Betty Gilpin sube puntos positivos. No estoy hablando de algo que revolucionara el género, pero tiene un ingenio logrado, es inteligente y sangrienta.

the hunt | Tumblr

Comentarios