Lorena (2019)


Serie documental que investiga el suceso de 1993 en el que una mujer, Lorena Bobbitt, le cortó el pene a su marido tras sufrir años de abusos. La historia de los Bobbitt detonó una ola de noticias 24 horas. Ella se convirtió en chiste nacional, y la prensa machista obvió su sufrimiento. Pero mientras John caía en el abismo, Lorena encontró fuerzas en las cicatrices de su calvario.


La serie documental de LORENA (2019) que es una producción de Amazon, que explora el famoso caso de Lorena y John Wayne Bobbit que ocurrió en Virginia en 1993, ya que después de años de abuso doméstico y sexual, Lorena Bobbitt llegó a los titulares internacionales después de que ella cortara el pene a su marido mientras estaba acostado y bastante borracho. Este documental de cuatro partes revela los eventos que condujeron al incidente y más allá, incluida la tormenta de medios que rodeó el acto y los casos judiciales que siguieron. La serie comienza con una bonita descripción gráfica del corte del pene y cómo se ubicó posteriormente (en un campo cercano donde Lorena arrojo el trozo del miembro desde la ventana de su automóvil) y luego se le volvió a colocar al marido. Con un tiempo de ejecución considerable de cuatro horas, LORENA tiene un montón de pistas para profundizar en las minucias de esta fascinante serie de eventos.


Los cineastas han logrado asegurar un acceso increíble a varias personas directamente involucradas en el incidente, su matrimonio (incluidos tanto Lorena como John Bobbitt) y los investigadores, abogados y varios funcionarios que desempeñaron un papel importante. Si bien le presta al documental un gran contenido y autoridad, también presenta a los cineastas una enorme cantidad de material para elegir, lo que finalmente perjudica en ciertas elecciones.


LORENA intenta usar la historia de Lorena y John Bobbitt para contarnos una historia más amplia, una que haga un comentario sobre la sociedad y cómo tendemos a relacionarnos con incidentes como este. Esta historia es especialmente interesante a raíz de #MeToo, ya que tenemos una idea de cómo Lorena Bobbitt se caracterizó en los medios (básicamente como una loca). Los grupos de mujeres la usaron como un símbolo de empoderamiento (a quienes se nos recuerda que en este momento solo recientemente se había modificado con éxito la ley para reconocer la violación dentro del matrimonio como un delito) y ser blanco de bromas de mal gusto. Fue retratada como un monstruo, pero también como una víctima.


Lorena Bobbitt fue víctima de abuso sexual y doméstico y no fue tratada con ningún tipo de atención por parte de los medios de comunicación. A John Bobbitt se le permitió aprovechar al máximo su oportunidad como centro de atención, vendiendo camisetas con un pene cortado, apereciendo en programas de máxima audiencia, acabando en el porno (con dos películas, donde la segunda se tituló FRANKENPENIS) y continuando con su patrón de abusos en futuras relaciones y finalmente encarcelado por robo (aunque él lo niegue en todo momento y digas que son conspiraciones). El problema con LORENA es que termina haciéndose un poco repetitivo. Al tratar de contar una historia más amplia a través de un incidente, a menudo termina perdiendo el foco de interés del propio caso. La película vuelve al incidente una y otra vez y se distrae por la gran cantidad de material que tiene a su disposición. LORENA a veces no puede alcanzar un nivel de comentario social, pero al introducir esos elementos en su narrativa tampoco logra contar una historia autónoma.


En definitiva y resumiendo: LORENA no deja de ser una serie documental fascinante y si el espectador no esta familiarizado con lo que ocurrió lo disfrutara un poco más. Las perspectivas son interesantes, con un capítulo final brutal que deja claro todo, acercándose a la grandeza, pero a veces su ambición de hace que se quede corta en ocasiones. Muy recomendable.

Comentarios