martes, 13 de marzo de 2018

Aniquilación (2018)


Cuando su marido (Óscar Isaac) desaparece durante una misión secreta, la bióloga Lena (Natalie Portman) se une a una expedición a una misteriosa región acordonada por el gobierno de Estados Unidos. El grupo, compuesto por varias mujeres científicas, investiga la Zona X, un intrigante lugar controlado por una poderosa fuerza alienígena del planeta Tierra. La Zona X es un lugar al que han ido otras expediciones, pero del que ninguna ha vuelto.

ANIQUILACIÓN (2018) es la segunda película del guionista convertido en director Alex Garland después de la excelente EX MACHINA (2015), que ha creado una cierta controversia con el nuevo régimen en Paramount que ha optado por lanzarla directamente en Netflix en este mes de marzo y que solo las audiencias de América del Norte y China podrán verlo en la pantalla grande.
Si bien su reticencia es algo comprensible, ya que definitivamente es más como el tipo de película que un estudio como A24, uno desearía que mostraran más fe en la película, ya que merece ser vista en los cines. Con unos efectos visuales verdaderamente impactantes y perfectamente realizados, ANIQUILACIÓN es una película de ciencia ficción “independiente” que recibe un tratamiento de primer nivel, algo excepcional en estos días donde el blockbuster sin neuronas es el principal reclamo.


ANIQUILACIÓN es la  adaptación de la primera novela en una trilogía del autor Jeff VanderMeer en lo que aparenta en la  superficie del largometraje, no ser tan diferente de ninguna versión realizada de THE THING compartiendo similitudes (a primera vista) como  la pérdida del ser humano en  uno mismo, aunque se vuelve un poco más cerebral a medida que avanza. Aquí, la bióloga interpretada por Natalie Portman se encuentra cara a cara con una amenaza con la noción de que el mero conocimiento de este tipo de forma de vida es suficiente para volverse loca (de alguna manera esto es como el primo siniestro de LA LLEGADA).


La construcción del mundo alienígena de Alex Garland es deslumbrante y transporta al espectador sin llevarnos fuera de La Tierra. La historia esencialmente le permite al realizador diseñar un mundo completamente nuevo más allá de las paredes del “Resplandor”, y como un gran narrador de ciencia ficción que profundiza, define sus reglas y moldea la vida de una forma diferente a como lo hemos visto alguna vez: lleno de flora mutante colorida, a fauna  hermosa y terrorífica. El trabajo con sus equipos de diseño y efectos es absolutamente impresionante, con cada nueva secuencia desvelando algo que es en partes iguales es un reflejo de la belleza de la vida y el horror de la muerte. Es una estética completamente diferente a la que aparece en EX MACHINA pero es igualmente fascinante, y la integración de lo artesanal y lo digital es mágica.


Con sus temas  sobre la naturaleza humana y la autodestrucción envueltos en la narrativa, y un final que está claramente diseñado para promover una discusión interminable, aunque creo que es la parte más negativa de la película (con un giro de guion poco sorpresivo) pero es una película que lleva orgullosamente la etiqueta "buen producto de ciencia ficción", pero que nunca permite que la contemplación supere por completo a la emoción. Ciertamente, hay alguna escena que se alarga demasiado y que desconecta un poco a los espectadores del mundo del “Resplandor” pero también parece que en ningún momento está más de 10 minutos intentando asustarte. Es un acto de equilibrio complejo, ya que inclinar demasiado en cualquier dirección podría ser un error en lo que se intenta ejecutar.


 Por supuesto, ANIQUILACIÓN  no solo tiene un inmenso talento trabajando detrás de la cámara, sino también un tremendo grupo actoral delante de ella. Natalie Portman está al frente con una representación convincente y fantástica de la inteligencia, valentía y defectos profundos de Lena, pero cuenta con el apoyo de algunas de las mejores actrices que trabajan actualmente. Tanto Tessa Thompson como Gina Rodriguez son perfectas jugando con su papel como la dócil Josie y de la agresiva Anya, respectivamente; mientras que Jennifer Jason Leigh ofrece una actuación imponente como la dura Dra. Ventress. Quizá la parte negativa sea Oscar Isaac que parece que debido a su limitado papel, vaya con el piloto automático.


En definitiva y resumiendo: En una época en que la ciencia ficción cinematográfica tiende a ser más consumible que cerebral, es fácil apreciar las grandes películas que llegan a ser realmente muy pocas. Con LA LLEGADA  y BLADE RUNNER 2049, Denis Villeneuve se ha convertido en un nombre importante en este frente, pero justo a su lado está Alex Garland. ANIQUILACIÓN es la prueba perfecta de que él es la verdadera estrella como director y visionario, no solo para crear un mundo espectacular, sino que es tan fascinante que querrás verla más de una vez. Mi opinión es que ANIQUILACIÓN está un escalón por debajo de EX MACHINA pero demuestra que Garland es un director/guionista a seguir muy de cerca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario