lunes, 5 de agosto de 2019

Trespassers (2018)


Dos parejas, cada una intentado solucionar los problemas en su relación, alquilan una casa de lujo en el desierto para pasar unos días de diversión, sexo y drogas. Sarah (Angela Trimbur) y Estelle (Janel Parrish) son amigas desde hace mucho tiempo, y esperan volver a conectarse después de un periodo separadas; sus novios, Joseph (Zach Avery) y Victor (Jonathan Howard), sin embargo, desconfían de inmediato. A medida que aumentan las tensiones en el transcurso de una noche libertina, las cosas toman un giro inesperado cuando una mujer (Fairuza Balk) que dice ser una vecina con problemas con su coche, aparece en la puerta. Parece bastante inofensiva ... o eso creen.

El género del “Home Invasion” vuelve una vez más, pero con un potente giro de desenfreno y engaño en el ligero thriller psicológico titulado TRESPASSERS (2018). El director Orson Oblowitz evoca un cóctel atmosférico de sórdidas travesuras en medio del ardiente desierto de Mojave, donde las tensiones sexuales e inducidas por las drogas son provocadas por personas rotas y sus decisiones. Aunque Oblowitz dirige esta escapada de fin de semana sumida en una brutalidad sin rumbo, TRESPASSERS puede ser elogiada por sus elecciones en el guion sobre cómo realizar una “Home invasión” un (poco) diferente. Sin lugar a duda, esta es una producción que no aporta nada distintivo a los procedimientos estándar de este género. Aun así, TRESPASSERS es lo suficientemente competente como para abrazar su mediocridad en busca de emociones hasta el punto de saciar la curiosidad del espectador.


El guionista Corey Deshon prepara el escenario interesante con motivaciones espeluznantes que son suficiente para que el espectador tenga curiosidad de lo que va a suceder. El guion es un poco irregular, sin embargo, Oblowitz dirige una película que tiene violencia, líos sexuales y sí ... malos enmascarados que buscan infiltrarse en el hogar. Además, se agrega a la mezcla la llegada de una mujer con un aire místico (Fairuza Balk) y TRESPASSERS se dispara como una película sangrienta y absurda que se hace interesante casi todo el tiempo.


TRESPASSERS se adhiere al formato típico de una película de “home invasión” pero un poco más histérica. Afortunadamente, los llamativos colores que utiliza el director en las escenas (con un fuerte contenido en el color rojo) y con machetes y armas de fuego son una constante brutal, que junto con el aumento en el número de víctimas y otras emociones en los personajes (algunas más creíbles que otras) la película se concentra en la dinámica disfuncional de un grupo de personas en peligro atrapados en una casa. Sorprendentemente, TRESPASSERS es una película con estilo visual e intenta elegir diferentes caminos para no parecerse tanto a otras películas del mismo género. Hay una esencia elegante en este thriller que realmente funciona.


En definitiva y resumiendo: TRESPASSERS puede ser una película que el espectador pase de ver por parecerse demasiado a otras películas del mismo estilo como LOS EXTRAÑOS (2008) pero el director Orson Oblowitz intenta darle un enfoque diferente a este genero de “home invasión” sobre todo en el primer y segundo acto de la historia (con alguna sorpresa) a pesar de que ya en el ultimo acto realiza aspectos que ya se han visto. Se nota un estilo visual diferente y una música que intenta tener su propia personalidad. Además, que siempre se agradece volver a ver a Fairuza Balk volver a la actuación, que para mi es un plus importante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario