domingo, 4 de agosto de 2019

Mister Video: S.O.S: Equipo Azul (1986)


Durante las vacaciones de verano, llegan nuevos alumnos a un campo de aprendizaje para astronautas de la NASA. Pronto se forma el “Equipo azul”, un grupo formado por tres chicos y dos chicas capitaneados por Andie, una instructora que desea que se le asigne una misión real en lugar de dedicarse a la enseñanza. Durante una práctica en la lanzadera y debido a un fallo técnico, el equipo despega por error al espacio exterior.

Después de años en que George Lucas y Steven Spielberg disfrutaran de los misterios y la emoción del espacio a través de la fantasía en la gran pantalla, los productores de S.O.S: EQUIPO AZUL (1986) buscaban lograr el mismo sentimiento de asombro en los espectadores, solo que desde una perspectiva ligeramente más realista. Durante el rodaje de la película, el programa espacial estadounidense y todas las cosas de la NASA estaban de moda, inspirando una historia de adolescentes interesados ​​en el programa de astronautas y que por un “accidente” acaban lanzados al espacio. La premisa es pura ficción, pero el director Harry Winer pone un poco de esfuerzo en la autenticidad, fundamentando lo que equivale a un esfuerzo de cumplimiento de deseos que generalmente es mejor con el procedimiento que la extravagancia. S.O.S: EQUIPO AZUL tiene demasiados problemas dramáticos, y tampoco intenta ser entrañable o recordable a través del tiempo.


S.O.S: EQUIPO AZUL es un producto de su época, que juega con las tendencias de los adolescentes empoderados enviados a una aventura diferente, encontrando gloria y amor por el camino. Sin embargo, la diferencia aquí es que todo es demasiado serio para gustar al público al que va dirigido, ya que el guion reúne al típico grupo que acaba en la “Atlantis” y acaban en el espacio, ese grupo es un “cliché” con patas, ya que tenemos al gamberrillo, la inteligente, la rara, etc… y parece que el guion nos quiere obligar todo el rato a que es algo diferente que nunca se ha visto (totalmente erróneo). Los estándares de las películas de fantasía también se cumplen con la introducción de Jinx, un robot de 27 millones de dólares que Max (Joaquin Phoenix) adopta, como el amigo mecánico que reside en la taquilla del niño y ansioso por conceder su deseo de volar al espacio, ideando en secreto un fallo del motor que lanza el Atlantis al espacio. Es una mezcla inestable de lo irreal y lo real, que no llega a cuajar intentando quitar de en medio el personaje de Jinx durante la segunda mitad de la película.


La película toma aproximadamente 50 minutos antes de que se lance la Atlantis, dejando la primera mitad de S.O.S: EQUIPO AZUL para escenas de entrenamiento y desarrollo de personajes durante el campamento. Aprendemos algo sobre todos los miembros del equipo, desde la desesperación intimidada de Max hasta la frustración de Kathryn (Lea Thompson) cuando se ve obligada a ser la piloto de la nave, en vez de su sueño de ser comandante. La poca comedia viene con viajes de campo y simulaciones de la NASA, y también hay espacio para los adultos, que encuentran a Andie (Kate Capshaw) un poco obstaculizada por tener que ser profesora del grupo de jóvenes, mientras que el Comandante Zach (Tom Skerritt) se posiciona en el control de lanzamiento, mirando con horror como una prueba de rutina del motor para emocionar a los jóvenes, de repente se convierte en un lanzamiento completo, perdiendo contacto de radio con el grupo lanzado. La aventura se desarrolla en el segundo acto, ya que Andie tiene la tarea de dirigirla Atlantis a la Estación Espacial Daedalus para reponer los suministros de oxígeno, lo que resulta ser lo único interesante de su viaje espacial ya que todo lo demás es relleno (tanto de diálogos como de acciones).


En definitiva y resumiendo: S.O.S: EQUIPO AZUL se pone unos objetivos demasiado elevados, tanto visuales, que no puede alcanzar, ya que la mayoría de los efectos especiales son bastante pobres, mostrando líneas y obvios cables mate conectados a los actores para las escenas de ingravidez. Aparte de eso, la película se toma demasiado en serio en todos los aspectos, siendo en su mayoría de tiempo bastante aburrida tanto para adultos como para niños y que a pesar de una elección de casting bastante interesante con actrices famosas en la época, la película se queda en tierra de nadie, simplemente por intentar ponerse objetivos demasiado altos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario