sábado, 3 de agosto de 2019

Alcanzando tu sueño (2018)


Violent (Fanning) es una introvertida adolescente que vive en la Isla de Wight, en Inglaterra, y que sueña con convertirse en una estrella del pop para poder así alejarse de tu triste panorama familiar. Con la ayuda de un inesperado mentor, Violet se inscribe en un concurso de canto que pondrá a prueba su integridad, talento y ambición.

Si solo lees la sinopsis de ALCANZANDO TU SUEÑO (TEEN SPIRIT) (2018), puede que no parezca el tipo de película que esperarías de inmediato. Una adolescente sueña con convertirse en una estrella del pop y participa en un programa tipo “Factor X” con la esperanza de llevar su voz al mundo. Lo que podría haber sido una historia sobre el estrellato musical, es una mirada maravillosamente fundamentada y, a veces, da voz a la gente que merece ser escuchada. Quizás sea en parte debido al impresionante debut como director de Max Minghella. El actor aporta un sentido de honestidad a esta historia, además, trata la música con respeto de una manera que rara vez se hace con las canciones pop. Aquí no encontrarás el típico sueño adolescente brillante y desvaído. Esta es una mirada sincera a una chica solitaria que aprende a escapar de sus miedos y frustraciones con el poder de la canción. Y, francamente, este es uno de los raros momentos en que la música pop se ha sentido significativa y profundamente satisfactoria en un largometraje.


No es fácil crear una película para sentirse bien sin caer en los clichés típicos de este tipo de historias. Esto es especialmente cierto cuando se trata de películas para adolescentes. Lo que más me impresionó de ALCANZANDO TU SUEÑO es en lo serio que Minghella, trata el viaje personal que tiene Violet.No encontrarás un montón de momentos ridículos en los que Violet descubre su voz y tal vez se toma un selfie para Instagram sobre sus aventuras. Violet no es lo que esperarías de una chica en este tipo de fábula. Ella es directa y seria. Sin embargo, todavía se deleita con la música con la que se rodea. Hay alegría Hay desamor. Y existe la posibilidad de encontrar un lugar en este mundo. Esta no es una película adolescente absurda con bromas idiotas y estereotipos ridículos.


Elle Fanning esta sinceramente brutal. Desde MALEFICA (2014) hasta THE NEON DEMON (2016) la actriz ha demostrado tener una luz brillante y poderosa en la pantalla grande. Y además canta genial. Primero la vemos cantando una canción titulada "I Was a Fool" y, francamente, es algo especial de ver. La actriz no solo canta las canciones, también maneja el acento polaco bastante bien (ya que pertenece a una familia polaca) sino que es cuando está en el escenario cuando Violet realmente se siente como en casa. O incluso cuando simplemente está escuchando sus canciones favoritas y "Dancing on Her Own", una hermosa versión de la exitosa canción de Robyn. Ella no es la adolescente tonta y sonriente que se puede esperar en una historia sobre un aspirante a ser una estrella del pop. Si está buscando esa película, hay muchas otras opciones que pueden entretenerlo. No, Elle trae tristeza a Violet, Sin embargo, hay esperanza que está floreciendo en lo profundo de su alma. Esta es una actuación sublime.


Cuando se trata de la música, hay un montón de canciones increíblemente pegadizas. Fanning canta a todos, desde Tegan y Sara, Robyn, Annie Lennox hasta Ellie Goulding, con una canción original escrita por Carly Rae Jespen y Jack Antonoff llamada "Wildflowers". Al igual que Violet, es fácil perderse en las melodías que salen de las canciones. Como la mayoría de los buenos musicales, la banda sonora avanza esta historia con solo un par de canciones que no están a la altura de su potencial, aquellas que no son interpretadas por Fanning. Sin embargo, cada actuación que Violet ofrece capta su atención de la mejor manera. Su versión de "Don't Kill My Vibe" de Sigrid es una alegría para el espectador y mas si (para mi) en los créditos finales sale una de mis canciones favoritas “Hacyon On and On” de Orbital.


En definitiva y resumiendo: Es posible que ALCANZANDO TU SUEÑO no parezca una película que te conmueva con su historia familiar y su colección de canciones pop. Sin embargo, Minghella trata el material con respeto y le da a su protagonista la oportunidad de alejarse del tipo de actuación que esperarías en un musical para adolescentes. Incluso si no te gusta especialmente la música pop, esta puede resonar gracias a lo ingeniosamente hecha que es la película. El elenco secundario es sólido, especialmente el Sr. Buric como entrenador de Violet, pero no hubiera funcionado sin la voz adecuada para guiarnos. Y sí, Fanning es esa voz. Si quieres una película que te haga sonreír, pero que no te insulte con banalidad, es muy probable que valga la pena pagar la entrada para verla porque merece bastante la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario