miércoles, 4 de septiembre de 2019

Terrores Nocturnos: Maniac (1980)


Un asesino (Joe Spinell) se mueve por las calles de Nueva York. Mata a mujeres brutalmente, se lleva sus cabelleras y las expone en maniquís en su asqueroso apartamento. Es su único contacto con el mundo fuera hasta que conoce a una guapa fotógrafa. Pero... ¿puede un maníaco formar simple amistad?.


MANIAC (1980) tiene un realismo crudo, sin toques de humor o estilos de ánimo alegres, que atrae al espectador en un viaje escabroso al mundo del personaje de Frank Zito (Joe Spinell), un mundo misógino, sadismo, muerte y decadencia. El difunto Joe Spinell, el mejor amigo de Sylvester Stallone durante un tiempo y actor habitual de Coppola, con una carrera muy larga y papeles secundarios en películas como EL PADRINO (1972), TAXI DRIVER (1976), ROCKY (1976) etc... Nacido para el papel de Zito, un personaje que creo que nadie lo podría haber hecho mejor que Spinell.


Frank Zito es el primer papel principal de Spinell, que tuvo una carrera opuesta a lo que la mayoría de los actores hacían en esa época. Actuó por primera vez en obras maestras que he comentado anteriormente y cuando su carrera parecía lista para despegar, Spinell escribió, protagonizó e incluso produjo MANIAC, algo que en todas partes los aficionados al terror apreciaban especialmente, pero no el resto de la opinión pública en ese momento, debido al boicot que tuvo la película en su estreno. No hace falta decir que la dirección de Lustig, que resulta ser el sobrino del famoso boxeador Jake La Motta, pone la cámara sin reparos en cada detalle escabroso de las acciones de Zito.


Los fantásticos efectos gore realistas de Tom Savini contribuyen a toda la atmósfera morbosa, pero en algunos aspectos MANIAC se vuelve casi insoportable al espectador (por ejemplo, la persecución de la enfermera y su asesinato en los baños o en las escenas donde Zito habla en su habitación frente a las cabelleras arrancadas de sus víctimas que tiene en su colección). Todo en este caso, son los asesinatos sádicos, sin ningún peso en los otros elementos de la película, donde todo gira alrededor del personaje de Spinell que hace un papel excelente. Por supuesto, hay algunas excepciones como su monólogo final, que da la impresión de que ha llegado el momento de la expiación, pero que nunca llega. También su fugaz relación con la hermosa fotógrafa interpretada por la guapísima Caroline Munro, pero que no logra apaciguar su furia asesina.


MANIAC es sinónimo de gore, con tal vez el estallido de cabeza más impresionante que he visto hasta ahora en el cine, igualmente demasiada misógina con una atmósfera morbosa y violencia sádica. El resultado es una película bastante "peligrosa", que tiene amigos y enemigos. Tom Savini declaró que, aunque estaba satisfecho con su trabajo en MANIAC, odiaba el resultado final. En festivales y proyecciones de la película cuando fue estrenada, tuvo gritos de protesta del público, especialmente por la parte femenina. En los Estados Unidos, las organizaciones de derechos de las mujeres se instalaron fuera de los cines que proyectaban MANIAC cubriendo con pintura el mítico poster de la película. Incluso algunos fans del terror sintieron cierta aversión a la brutalidad de MANIAC pero que siendo yo, creo que es una película de terror que siempre recomendaría.MANIAC despierta emociones fuertes, que muy pocas películas de slasher o asesinos en serie han logrado. Me parece que la atmósfera decadente que emerge hacia afuera hace que MANIAC sea una de las películas más efectivas y sin barreras con asesinos en serie, que allanó el camino hacia películas mucho más oscuras en el slasher. Algunas de las películas posteriores que adoptaron el estilo morboso de MANIAC como EL ASESINO DE ROSEMARY (1981) o EL MUTILADOR (1985).


En definitiva y resumiendo: Sin duda MANIAC es una película difícil, ya que es desagradable, pesimista, oscura e intolerante, pero al mismo tiempo fue pionera en el género. Sin duda una experiencia cinematográfica muy potente, y una película clásica que todo fan del terror necesita sí o sí.




No hay comentarios:

Publicar un comentario