Crimen a Contrarreloj (2019)


Después de que la familia de un hombre (David Oyelowo) muriese en lo que parece ser un asesinato, ésta recibe una llamada de su sobrina (Storm Reid) una de las supuestos fallecidas. Aunque al principio no sabe si se trata de un fantasma o de si está perdiendo por completo la cabeza, finalmente descubre que su familiar sigue con vida. Entre ambos tratarán de averiguar qué es lo que ha sucedido realmente.


CRIMEN A CONTRARRELOJ (2019) juega como un batiburrillo de DÉJÀ VU (2006) y FREQUENCY (2000) con una pequeña dosis de ATRAPADO EN EL TIEMPO (1993) en buena medida. Es un esfuerzo comercial del director independiente Jacob Estes, que se une a la productora Blumhouse para una película que queda fuera de la zona de confort del estudio que sería el género de terror, optando por un ambiente de suspense y ¿Quién es el sospechoso? Sin embargo, es una película interesante que intenta expandirse a diferentes géneros de películas.


Las películas de viajes en el tiempo siempre son un poco inciertas, ya que tienen que establecer reglas bastante temprano para evitar que los espectadores se confundan por completo y no se deje en realidad nunca establecer esas reglas. En la película, Ashley interpretada por Storm Reid puede comunicarse por teléfono con su tío Jack interpretado por Oyelowo a través del teléfono móvil, lo cual es bastante simple, pero el efecto de cambiar el pasado en el futuro nunca tiene sentido.


Afortunadamente, la película se beneficia de dos grandes actuaciones, con Oyelowo mezclando el drama del personaje con escenas de acción, y siempre es algo que se agradece, incluso cuando la película realmente no tiene sentido. Storm Reid tiene una actuación igualmente buena, ya que la sobrina inteligente con una fuerte conexión con su tío Jack es una relación que el espectador ve totalmente creíble.


El elenco de secundarios también es de primera categoría, aunque el gran Brian Tyree Henry se desperdicia en un papel secundario ya que tiene diferentes alteraciones en el tiempo que no funciona. Alfred Molina como el prototipo de jefe de policía enojado, mientras Mykelti Williamson interpreta a su mejor amigo y compañero de Jack. También tiene un buen score de Ethan Gold, lo que profundiza la emoción de la película de manera significativa. No es sutil, pero es efectivo.


En definitiva y resumiendo: La historia puede ser un poco frustrante ya que es algo que hemos visto mil veces, aunque la película no es tan mala (ya que es divertida). Dado el reparto y el talento detrás de la cámara, pensé que el metraje de este thriller de viajes en el tiempo dejaba algo que desear. Palidece junto con las películas a las que hace referencia y termina siendo simplemente un thriller más.

Comentarios