Double Feature: Rambo Exploitation




RAMBU: THE INTRUDER (1986)



¿Cuál es el nombre en el título de la película, que suena tan familiar? Por supuesto, los creadores no ocultaron que se inspiraron en la famosa cinta con Sylvester Stallone (más bien enfocada en RAMBO: ACORRALADO PARTE 2 ) incluso copian algunos personajes, incluido el personaje principal Rambo, solo nuestro que nuestro protagonista se llama Rambu (interpretado por el neozelandés Peter O'Brian ), y realmente se parece a Stallone, a excepción que O´Brian es larguirucho, y sus músculos son notablemente más pequeños, y para hacer un parecido completo, Rambu se pone un vendaje rojo en la cabeza y comienza a matar innumerables enemigos, como el original americano, además de intentar torcer la boca para aun parecerse más a Stallone pero la trama de la original con RAMBU es diferente…


“Un desempleado llamado Alex, pero llamado con el apodo de Rambu (Peter O'Brian) se pasa el día defendiendo a indonesios débiles e indefensos. Básicamente, la población local está aterrorizada por la autoridad criminal John Smith (Craig Gavin), cuyos combatientes, con impunidad, violan, roban y matan a los residentes y la policía pasa del tema. Habiendo decidido atacar al defensor recién aparecido, Smith y su gente secuestran a la esposa de Alex, la violan y la matan. Sin embargo, los villanos solo agravaron la situación, ya que un Rambu enfadado une las fuerzas con el empresario local el Sr. Andre (Kaharudin Syah), que está ansioso por encarcelar a John Smith.”


Simplemente no tengo palabras para esta crítica, por supuesto que podría comenzar sobre el éxito de ACORRALADO (1982), y que la segunda parte de Rambo generó innumerables estafas extranjeras, que, como las sanguijuelas, intentaron “chupar” el éxito de la trilogía estadounidense. RAMBU: THE INTRUDER está hecho con el modelo de ACORRALADO, pero esta película juega en su propia liga. En primer lugar, esta cinta no es una copia total, ya que la trama de ambas películas es completamente diferente, ya que a pesar de que Indonesia tuviera su propio Rambo, la similitud con la película de Stallone llega al final de RAMBU y los cineastas indonesios no tomaron nada más prestado de los americanos. En segundo lugar, cómo se filma la película. Por supuesto, la calidad es bastante chapucera a nivel visual, pero lo que no pueden rechazar es la acción y RAMBU no es la excepción a la regla.


Ante nosotros hay una buena película de acción “non stop”, descartando todo lo que es superfluo, aunque suele haber un poco de diálogos ridículos y un desarrollo exagerado de los eventos. Pero la película tiene momentos que hacen sonreír al espectador: el uso de los mismos especialistas que mueren al menos 6-7 veces durante la película, una divertida pelea inicial con unos maleantes, donde nuestro héroe se defiende con una pelota que rebota en los villanos y vuelve a su mano (como un boomerang), y no es menos divertido ver un vehículo tuk-tuk a prueba de balas. Además, parece que el equipo de filmación compro todas las armas disponibles en una juguetería, pintadas de negro y dándoselas a Rambu como accesorios. Sin embargo, todo esto se desvanece en ocasiones, porque el héroe de la ocasión: Alex / Rambu interpretado por Peter O'Brian es quizás el Rambo más feo jamás visto. Un cuerpo delgado y arrugado, y con una cara intentado poner caras de retrasado mental (aunque sus muecas de ira son para aplaudir).


RAMBU: THE INTRUDER es un “Ramboexploitation” que me hizo divertirme a pesar de todo lo bizarro y cutre que es. Además, me hizo descubrir a una nueva estrella de la “Serie B” llamado Peter O´Brian y hasta donde puede llegar el sentido del ridículo actuando.



 

  PRESA MORTAL (1987)


Hay momentos en la vida cuando un espectador simplemente necesita una película en la que el héroe corta un brazo de trapo al enemigo con un machete, solo para agarrar la parte del cuerpo que ha sido cortada y matarlo a golpes con él. ¿Cómo se llama esta pequeña joya de la pornografía violenta? Pues te lo voy a decir (oh sorpresa), la película se titula PRESA MORTAL.




“Un grupo de sádicos mercenarios secuestran gente en la calle y los liberan en los alrededores de su campamento secreto, para que los estudiantes de la base puedan aprender a rastrear y matar a sus presas.”

Como película, PRESA MORTAL nos lleva a un mundo donde John Rambo finalmente se encuentra con mucha afinidad con sus enemigos, ya que básicamente es un psicópata amante de los asesinatos. Entonces, es incluso peor que los mercenarios que lo persiguen. En realidad, con el fin de comprender al director y guionista David A. Prior que tomo prestado tanto la saga de Rambo y la mezcla con EL MALVADO ZAROFF (1932). Que no se preocupe el lector, porque básicamente aquí no hay historia, por lo tanto, no hay que complicarse por diálogos complicados, donde lo único que hay que hacer es apagar el cerebro y ver una autentica matanza en manos del personaje Mike Danton interpretado por Ted Prior. Solo en los primeros 30 minutos ya hay 12 cadáveres en la lista, y el protagonista a pesar de haber sido secuestrado y puesto en medio de una selva con solo unos pantalones cortos ajustados, solo con un cuchillo es capaz de crear trampas y demás tácticas para asesinar a todo el que se cruce por delante (actores con peinados ridículos y que se visten como militares, ya no tiene que hacer nada más).


A mitad del metraje incluso el personaje que es un Rambo rubio con peinado mullet se fusiona con el personaje de John Matrix en COMANDO (1985) y ya directamente es una historia de sucesos violentos que es simplemente divertido. Nada de la película puede ser aplaudido en lo que se refiere al trabajo técnico o de actuación. Ted Prior solo se dedica a poner cara de tensión mientras mata gente y David A. Prior (su hermano) es un chapucero como director y no menciones el montaje (con errores que directamente se quedan en la película), donde al espectador le flotan preguntas en su mente ¿Dónde esconde tantas granadas en su cuerpo? ¿Por qué mata a una rata para comérsela y monta una fogata gigante para cocinarla? En fin… PRESA MORTAL es digna de estudio en una universidad.


PRESA MORTAL son 90 minutos de gente corriendo por un bosque, riéndose mientras lo hacen. La historia y los diálogos no importan. Los actores son horribles. La música es estúpida y la acción se rueda de una manera aficionada y sin embargo PRESA MORTAL es un entretenimiento absurdo que funciona para reírte un rato de todo el caos que ocurre en pantalla. Y por favor… ese grito final del protagonista es de 10.


Comentarios