Terrores Nocturnos: Jason X (2001)


En el año 2445, la Tierra es un lugar contaminado al que regresan de vez en cuando los hombres para recoger residuos de la vieja civilización. Poco se imaginan los jóvenes e intrépidos exploradores que acaban de aterrizar en la Tierra el destino que les aguarda.


A veces me pregunto cosas a mí mismo y no puedo evitar preguntarme si Sean Cunningham estaba haciendo lo mismo cuando decidió volver a involucrarse con la franquicia de VIERNES 13. Eso sí, soy un gran admirador de la saga en general, pero desde que Cunningham regresó al redil creativo, la producción de la franquicia se volvió algo más controvertida. Mientras VIERNES 13: JASON SE VA AL INFIERNO (1993) hizo un buen trabajo al dividir la opinión del espectador y del fanático, JASON X (2001) es la película que realmente derrumbo los pilares del “fandom”. Habiendo visto a JASON X en varias ocasiones (incluso la vi en el cine), creo que estoy bien preparado para tratar de precisar lo que salió mal con una película que, en manos más capaces, podría haber sido realmente una gran incursión de ciencia ficción / terror.


SPOILERS MINIMOS:

La película se inicia con que Jason Voorhees ha sido capturado por el gobierno de los EE. UU. Y está detenido en la instalación de investigación de Crystal Lake (¿?). Una científica llamada Rowan (Lexa Doig) espera congelar criogénicamente al imparable Jason, pero un investigador arrogante (David Cronenberg) obtuvo el permiso del “tío Sam” para transportar a Voorhees fuera de las instalaciones para que las habilidades regenerativas únicas del asesino puedan ser estudiadas y explotadas. Después de que Jason escape y mate a todos los demás en las instalaciones, Rowan lo atrae a la cámara criogénica. Desafortunadamente, Jason atraviesa la puerta de la cámara con su machete (!) E inunda la habitación con gas criogénico, atrapando a Rowan en estasis. 400 años después, un grupo de estudiantes llega al planeta Tierra abandonado durante una excursión educativa. Entran en las instalaciones, encuentran a Jason y Rowan, y se los llevan a su nave.

FIN DE SPOILERS MINIMOS


La idea de trasladar a Jason Voorhees al espacio exterior no fue popular desde el principio. Varias otras franquicias, incluidas HELLRAISER y CRITTERS, habían hecho transiciones similares con diversos grados de éxito. La sensación general de fandom en ese momento parecía ser "Si no está roto, no lo arregles". Pero el problema que enfrentaba cualquiera que quisiera hacer una nueva película de Jason Voorhees era evitar que entrara en conflicto con el crossover planeado de New Line Cinema con Freddy Krueger. Como medio para sortear los conflictos de continuidad, Sean Cunningham sugirió una película ambientada en un futuro lejano. El defecto aquí no estaba tanto en la idea, sino en la ejecución. JASON X terminó siendo la respuesta de New Line a VIERNES 13. PARTE VIII: JASON VUELVE… PARA SIEMPRE (1989) simplemente sustituyendo Manhattan con “Tierra 2” y el transatlántico con una nave espacial.


Todd Farmer escribió el guion de la película y el primer borrador se tomó un poco más en serio, y era obvio que Farmer respetaba las películas anteriores. Desafortunadamente, como sucede a menudo, el productor ejecutivo de la película exigió cambios. Muy pocos de ellos fueron para mejor. Si bien el guion de Farmer no era perfecto, cuanto más lo manipulaba Cunningham, menos atractivo tenía y más absurdo era todo.


James Isaac, un tipo que trabajó con David Cronenberg como artista de efectos especiales, fue seleccionado para dirigir la película. Isaac demuestra ser un director bastante competente, aunque el pequeño presupuesto y la gran cantidad de efectos que requirió la película ciertamente no le hicieron ningún favor (pero no son horrorosos, que conste). JASON X definitivamente tiene más talento visual que la mayoría de las películas de la franquicia, pero la falta de dinero es dolorosamente obvia para lo ambicioso del proyecto.


El elenco se queda en tierra de nadie. La actuación no es realmente peor de lo que hemos visto en las nueve películas anteriores, pero cuando un actor con un discurso sobre el futuro corre el riesgo de que parezca mucho peor que de lo contrario podrían haberlo hecho. Los personajes de la película también carecen de historia o desarrollo en pantalla, por lo que fue realmente difícil de que le importe si viven o mueren al espectador. Otro problema tiene que ver con Jason específicamente. El equipo de producción decidió jugar con su diseño del personaje establecido, y no solo rediseñaron su máscara de hockey, sino que le dieron una actualización. Esta nueva encarnación del mal fue llamada “Uber Jason” (¿?), y aunque creo que el concepto como está escrito en el guion es bastante bueno, la ejecución en pantalla dejó algo que desear. Realmente me gustó el arte conceptual original, pero el traje final parecía engorroso y en general menos impresionante que los primeros bocetos. Realmente necesitaba ser un poco más aerodinámico, pero con Kane Hodder en el traje, nunca iba a ser tan elegante y aerodinámico como podría haber sido. Es probablemente el aspecto más decepcionante de la película, ya que si Jason hubiera llevado mas tiempo el nuevo traje hubiera sido mas curioso de ver (ya que solo aparece casi al final).


En lo que respecta a la carnicería y recuento de cadáveres, a pesar del hecho de que hay un par de escenas innecesariamente apoyadas con CGI, la mayor parte de las muertes es muy decente. Jason despacha a sus víctimas en una variedad de formas brutales, incluida una destrucción de cráneo bastante impresionante y siempre quedara para el recuerdo la escena de Jason dentro de la Realidad Virtual con las dos campistas desnudas.


En definitiva y resumiendo: JASON X es una película curiosa que podría haber sido mucho mejor. No la odio como muchos fanáticos de la franquicia (es absurdo) pero cierto que la película tiene sus defectos. Llevar un personaje de terror al espacio exterior siempre es difícil de vender y más siendo en un terreno serio. Cunningham implementó algunos cambios terriblemente malos en lo que de otra manera era un guion bastante decente, Uber Jason fue una (pequeña) decepción y la productora mostró muy poco interés en apoyar la película, pero menos mal que aquí a España llego y fue estrenada en cines. Si eres fanático de la franquicia y no la has visto, porque ver a Jason en el espacio te repele, dale una oportunidad que la merece.

Top 3 de los asesinatos de Jason Voorhees

Comentarios