Terrores Nocturnos: Pesadilla en Elm Street 3: Los Guerreros Del Sueño (1987)


Años después de los incidentes en Elm Street, la joven Nancy (Heather Langenkamp) se ha convertido en una psiquiatra especializada en terapia del sueño, pero Freddy (Robert Englund) también sigue en activo, y comienza a aparecerse en los sueños de varios de ellos. Nancy los reúne a todos en busca de una forma de parar al monstruo. Para ello, los pacientes aprenden a desarrollar habilidades especiales en sus sueños. Alguno puede ser un mago, otro un superforzudo, un maestro en artes marciales...


Para comenzar, debo señalar que fui un niño de los años ochenta. Aunque parezca discutible, crecí con sagas como PESADILLA EN ELM STREET, HALLOWEEN y VIERNES 13, así que considera este hecho como un afecto añadido si hago críticas de estas sagas. Sin embargo, entre estas tres, creo que la saga de PESADILLA tiene mejores películas en general que las demás. Si bien ninguna de las películas de PESADILLA puede igualar la perfección técnica de LA NOCHE DE HALLOWEEN (1978), creo que en conjunto gana la saga del querido Freddy Krueger.


Personalmente considero que PESADILLA EN ELM STREET 3: LOS GUERREROS DEL SUEÑO (1987) es no solo la mejor película de Elm St. (sí, la prefiero a la original), sino también una de las mejores películas de terror de todos los tiempos. Los temas y el tono de la película están muy en línea con la original, particularmente en su expansión de la relación antagónica entre las víctimas adolescentes de Freddy y las figuras adultas de la película. Este conflicto existe en la primera película de PESADILLA EN ELM STREET (1984) que generalmente deja a Nancy Thompson para defenderse de Freddy sin la ayuda de sus padres. En la tercera parte, Nancy regresa como el eje central de la película, ya que actúa como un enlace entre los adolescentes descontentos y las diversas figuras adultas de la película (padres, personal médico, etc.). El objetivo principal de Nancy además de esta figura representativa es unir a estos adolescentes y ayudarlos a descubrir el poder que cada uno tiene en sus sueños. Por lo tanto, los adolescentes encuentran una unidad y comprensión que Nancy nunca encuentra en la primera parte.


La capacidad de la película no solo para hacer eco de los temas de aislamiento de la primera película, sino también para expandirlos, separa la película de las demás en la franquicia. Mientras que Nancy simplemente está confinada en su casa en la primera película, LOS GUERREROS DEL SUEÑO ni siquiera ofrece la familiaridad o la comodidad del hogar ya que los adolescentes están confinados en Westin Hills, una sala psiquiátrica. En los primeros diez minutos, se nos presenta un mundo en el que el aparente el suicidio de un adolescente es casi una ocurrencia normal, mientras que otros adolescentes hacen todo lo posible para mantenerse despiertos. Pequeños toques como este están esparcidos a lo largo de la primera parte de la película para aumentar la sensación de desesperación. El mundo de la tercera entrega es muy sombrío, de hecho. Otro desarrollo clave en la historia es la introducción de la historia de fondo de Freddy. Si bien tales orígenes y explicaciones han herido a otros personajes, el origen de Freddy se convierte en una clave para establecer el conflicto de la ciencia contra la religión para el Dr. Gordon, el otro personaje principal de la película, ya que se ve obligado a considerar el hecho de que algunas cosas (como la maldad pura) simplemente no se puede explicar. La escena con el Dr. Gordon y la Hermana Mary Helena en el manicomio abandonado es una de mis escenas favoritas en toda la franquicia, ya que aporta un tono verdaderamente gótico a los procedimientos.


La mayor fortaleza de la película es, sin duda, su elenco de personajes. La caracterización es ciertamente pobre en la mayoría de las películas de terror, pero este no es el caso con LOS GUERREROS DEL SUEÑO. Mientras que otras franquicias de terror simplemente alinean al elenco de apoyo como víctimas, esta película permite que los personajes se desarrollen realmente. Kincaid interpretado por Ken Sagoes aporta la cantidad perfecta de energía y simpatía al papel para que Kincaid se sienta como un personaje real. Además de Kincaid, creo que el resto del elenco también funciona bastante bien. Patricia Arquette aporta una cualidad muy natural al personaje de Kristen, que es el personaje principal de la película. Jennifer Rubin, Rodney Eastman, Bradley Gregg e Ira Heiden completan un grupo de adolescentes que nunca se sienten artificiales o forzados. En una nota al margen, un joven Lawrence Fishburne (aquí calificado como Larry) interpreta a Max, un enfermero que parece preocuparse por el bienestar de los adolescentes.


Como resultado de esta caracterización, Freddy no logra esa posición de figura de culto antihéroe en LOS GUERREROS DEL SUEÑO, aunque las siguientes secuelas lograrían esa hazaña. Aquí, Freddy se extiende en la línea entre siniestro y humorístico, mientras comienza a soltar sus frases. Sin embargo, Freddy no se convierte en un cliché aquí: todavía da miedo, en términos relativos. Si bien algunos señalan que esta película es como el principio del fin en términos del personaje de Freddy, siento que está en su mejor momento aquí. Obviamente es un individuo retorcido que se complace en hacer realidad las peores pesadillas de estos niños. Además, esta película presenta una de las muertes más sádicas de toda la franquicia, ya que Freddy convierte a Phillip en un títere humano (usando sus propios tendones, nada menos), siendo una de las muertes que mas recuerdo cuando la vi por primera vez (que me acojonaba bastante).


Además, la película también comienza a desviarse hacia un reino más fantástico a medida que los paisajes oníricos comienzan a ser más elaborados en esta película. Si bien las dos primeras películas retrataron pesadillas algo realistas, esta nos introduce en la idea de que Freddy puede envolver a sus víctimas en un mundo de sueños en lugar de simplemente invadir sus propios sueños. En general, las inquietantes imágenes de los sueños pueden ser lo que separa a esta película del resto de la saga, ya que no parece caricaturesca, sino sombría. El presupuesto y la imaginación de los guionistas se han incrementado en esta entrega, ya que nos saludan con una gama de imágenes extrañas, como un cerdo ladrando, un grupo de adolescentes que cuelgan de la horca de Freddy y, por supuesto, la “serpiente Freddy”. Desde un punto de vista del director, Chuck Russell aporta calidad a la película. Sin embargo, creo que la cinematografía es un poco más exuberante que la que encontramos en la película original, lo que probablemente se deba al hecho de que esta entrega se siente más grande e imaginativa. Musicalmente hablando, el score del compositor Angelo Badalamenti es muy discreta desde el principio. Ocasionalmente florece cuando el tema original de Pesadilla de Charles Bernstein aparece de vez en cuando. En general, sin embargo, la partitura permanece en segundo plano para complementar las inquietantes imágenes a lo largo de la película.


En última instancia, si bien esta película se considera una película slasher, diría que tales expansiones y temas reales hacen que la película sea más compleja y en capas que el slasher estándar. Si bien esta película no es exactamente un desafío intelectual, plantea preguntas, como el conflicto antes mencionado entre la ciencia y la religión. También continúa explorando la pesadilla suburbana de las relaciones rotas entre los padres y sus hijos y la noción de que los niños a menudo pagan por los pecados de sus padres. Esto, junto con la cantidad inusual de desarrollo de personajes, realmente distingue a LOS GUERREROS DEL SUEÑO. No se adhiere ciegamente a la noción de que las secuelas no pueden estar a la altura de sus predecesores; Esta película no solo refuta esa noción, sino que también demuestra que las secuelas pueden superar la película original.


En definitiva y resumiendo: PESADILLA EN ELM STREET 3: LOS GUERREROS DEL SUEÑO es una de mis películas favoritas de terror de todos los tiempos. Además, en esa época Freddy era una super estrella (había hasta chicles del personaje) y aunque tuvieras 7 años, ya sabias quien era el personaje. Incluso tenia su propia serie de televisión titulada LAS PESADILLAS DE FREDDY (1988) con un estilo parecido a la serie de HISTORIAS DE LA CRIPTA (1989). La historia es la mejor de todas, Freddy esta en su mejor momento y todos los personajes tienen un peso dentro de la historia, aparte de unas muertes muy originales que siempre son recordadas por el fan del terror. Si no la has visto, ¿Qué estas esperando?

pesadilla en elm street 3 gifs Page 8 | WiffleGif

Comentarios