Asia Presenta: First Love (2019)


Leo es un joven boxeador que atraviesa una mala racha. Durante el transcurso de una noche en la ciudad de Tokyo (Japón) se encuentra con el primer gran amor de su vida, Mónica, una prostituta adicta a la droga que pese a sus circunstancias personales sigue siendo una joven inocente. Aunque Leo no lo sabe, la chica se encuentra inmersa en una compleja trama relacionada con el tráfico de droga que la convierte en el objetivo de varias personas: un yakuza, un policía corrupto y una asesina enviada por las tríadas chinas.


Siempre es una alegría poder ver una nueva película del director Takashi Miike y como suele tener un promedio de dos películas por año, es doble alegría. FIRST LOVE (2019) seguramente hará las delicias tanto de los fanáticos acérrimos como de los nuevos. El director tiene la habilidad de hacer todo tipo de películas, desde terror, infantiles o “Live Action”, por lo que nunca el espectador esta seguro de lo que va a ver. Con FIRST LOVE, Miike se inclina hacia sus raíces y crea una peculiar y violenta película de yakuzas, similar a su producción de mediados y finales de los 90. Al igual que esas películas, esta tiene el humor, la violencia, el alma y los giros salvajes que la gente asocia con sus películas. Después de algunas películas cuestionables en los últimos años como TERRA FORMARS (2016), es bienvenido que vuelva a ese estilo clásico.


FIRST LOVE, como muchas de las películas de Miike, se trata menos de una historia o narrativa y más de cómo varias historias terminan mezclándose. Sin embargo, la película se centra temática y emocionalmente en una trama, donde un boxeador joven y muy prometedor (Masataka Kubota) termina actuando como guardaespaldas de una joven (Sakurako) mientras huyen de la yakuza. La razón por la que están huyendo es el foco de la segunda trama, donde un policía corrupto y un traicionero secuaz yakuza planean robar un cargamento de drogas en un plan para enriquecerse y, naturalmente saldrá mal.


Si bien la trama aparentemente fluiría de una manera natural donde nuestros dos protagonistas se encuentren repetidamente en situaciones con el yakuza que conducen a secuencias divertidas y / o llenas de acción al perseguir un objetivo más amplio, la mejor parte de FIRST LOVE son lo bien que funcionan los accidentes u ocurrencias de los personajes. Miike usa mucho de su estilo de autor en la película, definitivamente en cómo la película se enfoca en muchos personajes que se sienten ajenos al mundo en el que existen, pero la divertida idea de que muchos de los momentos de la trama, personajes sean momentos que parecen un accidente que algo intencional, hace que la película se sienta emocionante. Por ejemplo, el personaje de la” novia” llamado Becky es un personaje que merece los elogios en cada segundo que se desarrolla la película. Su descenso a ser una antagonista de nuestros protagonistas crea una dinámica única que se siente al azar y apropiada.


Al igual que con la mayoría de las películas de Miike, uno debe esperar que no importa cuán salvaje o extraña sea la película, la ejecución será de calidad. FIRST LOVE encaja perfectamente con la calidad que muestra. Ya sea por la sutil desesperación de nuestro boxeador y la química inmediata que comparte con pareja en la película, las escenas de acción bien coreografiadas e impactantes, el humor negro, la sangre a litros, o incluso la extraña elección en cómo filman el inicio de una persecución en automóvil (no digo más) hace que esta película se lance hacia todos los frentes. Las actuaciones son perfectas para el tono de flexión de género y la película tiene una base visual y un enfoque increíblemente elegante.


En definitiva y resumiendo: FIRST LOVE existe en ese punto dulce como retroceso a las anteriores películas de Miike, pero mezclado con una película de gánsteres moderna. Presenta todos los elementos que uno espera del director (la violencia, la peculiaridad, el estilo) y se dispara en cada uno de esos niveles. No solo los fanáticos de Miike van a disfrutar de ella, sino que es una introducción fantástica a su material para aquellos que quizás no estén familiarizados con su extenso y diverso catálogo. FIRST LOVE tiene una energía vigorizante pero nunca se siente desconectada de su núcleo emocional y de sus personajes extrañamente identificables. Es una película imprescindible para todos los cinéfilos.


my new plaid pants: I Like Miike

Comentarios