Tenet (2020)


Armado con tan solo una palabra –Tenet– el protagonista (John David Washington) de esta historia deberá pelear por la supervivencia del mundo entero en una misión que le lleva a viajar a través del oscuro mundo del espionaje internacional, y cuya experiencia se desdoblará más allá del tiempo lineal.


Después de todo el bombardeo mediático que había alrededor de la película (a unos niveles en ocasiones, exagerados) la pregunta era ¿me iba a gustar a pesar de escuchar el titulo en mil sitios? ¿me despertaría diferente al día siguiente de verla? ¿me sentía un ignorante por no haber visto ni un solo tráiler o avance? Al final pensé: simplemente veré la película, y solo entonces sabré si quiero volver a verla, si necesito volver a verla o no quiero volver a verla nunca más. Y como no esa película es TENET (2020).


Dos horas y media después de salir del cine, mi cabeza todavía daba vueltas, pero tenía claro algo: la admiración. En su mayor parte, esto es admiración por el guion y la estructura de la película. A pesar de la poca información que tenemos de los personajes, unas explicaciones (que pueden ser muchos o pocos, según el espectador), o el acento absurdo y forzado de Branagh, pero todos estos defectos se sentían pequeños en comparación con el deslumbramiento general del guion. (Y en realidad, lo que parecían fallos al principio pueden haber encajado con los géneros de la película, pensándolo bien).



TENET es una palabra extraña para elegir como título de esta película: en caso de que el espectador no lo sepa, tranquilo que te dan la explicación necesaria:” un principio, creencia o doctrina"; pero la TENET no trata sobre creencias. Se trata de un hombre, un protagonista anónimo (John David Washington) encargado de perseguir algo potencialmente malo (y hasta ahí voy a decir) y detenerlo. Es un thriller de espías, una película de ciencia ficción intelectual y un espectáculo lleno de acción a gran escala que es de obligada visita a una sala de cine (si es posible, en toda medida).


He dicho antes que lo que hace que una película sea "genial" para mí es cómo me hace sentir. El éxito de TENET no fue tanto la adrenalina o la emoción al ver que las piezas encajaban en su lugar, sino más bien el desarrollo constante de esas piezas. Nos dan un par de personajes esenciales y una premisa central de la historia, se ve cómo lo manejan esas personas; luego detectamos algo interesante sobre cómo se usa y comenzamos a sonreír. Pero luego, se usa de una manera inesperada, o de una manera más grande, o de manera lateral; y detectamos algo limpio pero sutil, o alucinante y poco sutil. Y luego se vuelve más grande, con conexiones radicales y momentos de ¡Ostia! en abundancia; y tengo la sensación de que habrá más ¡ostias! cuando la vea de nuevo, la película es va tan rápida que es complicado captarlo todo de una sola vez.


Ver una pelea cuerpo a cuerpo que tiene lugar en Oslo (esto no es spoiler) con cierto “truco” es entretenido y jodidamente impresionante (para que mentir), con un mínimo de trucos de cámara, y uno se tiene que decir así mismo cómo entender lo que estás viendo; Después hay otra gran escena de acción con vehículos de por medio y se te queda la boca abierta. La verdadera recompensa llega un poco más tarde, y es cuando directamente te explota la cabeza.


El estilo de TENET es muy parecido al de una película de espías repleta de acción; de hecho, los primeros diez minutos me hicieron pensar que Washington acababa de pasar un casting para ser el nuevo James Bond. Hay asignaciones secretas, asaltos en bungee a un edificio, pasamontañas, pistolas y trajes muy elegantes. Por supuesto, está esa “cosa” que la hace diferente, pero TENET no se siente como una película de ciencia ficción pura: no hay nada futurista en los decorados y muy poca alta tecnología, la ciencia ficción está en el contenido, no en la mirada de esta película. Y el ritmo va rápido y no para: no solo la acción, sino el dialogo, la exposición, el movimiento entre escenas, de país en país. Esto y la caracterización superficial se suman a la atmósfera del género de espías. Los efectos especiales, como he mencionado, son notables, tanto en términos de escala como de mecánica. Deslumbrantes de ver y ensamblado de una manera excepcional, y espero, que la editora Jennifer Lame esté al menos nominada a un Oscar. Junto con el guion y los efectos, la edición y la cinematografía de Hoyte Van Hoytema son, en mi opinión, las verdaderas habilidades de TENET.


Sí, esto puede parecer extraño, pero lo que baja nota son las personas, personajes y elenco de TENET. El protagonista sigue en gran medida su olfato de la CIA y la resistencia de Washington es más impresionante que su actuación (bastante plana). Kenneth Branagh es un macho alfa ceñudo casi al estilo de Gerard Butler. Neil interpretado por Robert Pattinson es la persona más entretenida de ver, con una encantadora química mientras él y el protagonista se conocen y trabajan juntos. La única que muestra cierto desarrollo, como si se resistiera a ser más que un simple peón, es Kat interpretada por Elizabeth Debicki: damisela en apuros, tiene varios lados y claramente anhela la independencia de su personaje, aunque sea tomando más riesgos de los necesarios. Todas estas personas son los personajes perfectos para un juego de ficción “Pulp”, que seguramente lo es, a pesar de su alto presupuesto.


La banda sonora de TENET es genial y dramática (por parte de Ludwig Göransson) pero se nota que a Nolan le gustan demasiado los sonidos graves que hagan temblar la sala de cine, y en ocasiones puede llegar a molestar a cierto tipo de publico que no esta acostumbrado a ello (que es totalmente comprensible).


En definitiva y resumiendo: TENET es una experiencia maravillosa y espero volver a verla muy pronto. También tengo sentimientos encontrados en ciertos aspectos, y no creo que sea la mejor de Nolan (y tampoco iba con la intención de que lo fuera). Esta claro que mas visionados mejorara y la trama “puede” que sea mas clara, pero incluso así, por el estilo visual, guion, montaje, sonido, yo solamente me puedo quitar el sombrero antes TENET.


In Tenet (2020) the movie's premise revolves around the manipulation of  time. This is becau-__-- KORE GA... REQUIEM....... DA. in 2020 | New  trailers, Trailer, Day

Comentarios